Templos cercanos a Lúxor

  • Lúxor. Situado en pleno corazón de la ciudad homónima, Lúxor, está uno de los monumentos más destacados de Egipto. Es considerado uno de los templos más grandes del país, y aunque fue construido a partir del año 1400 a.C., no fue descubierto hasta finales del siglo XIX. Se levantó en honor al Dios del Viento del Antiguo Egipto, Amón, y lo más recomendable es visitarlo por dentro a última hora de la tarde ya que es cuando el calor no es tan intenso y ofrece unas vistas espectaculares del templo iluminado. El precio de entrada es de 50 libras egipcias para adultos y de 30 para los estudiantes, el equivalente a 5 y 3 euros respectivamente, y se puede visitar todos los días de la semana entre las 6 y las 21 horas. 

Templo de Luxor

  • Karnak. A pocos minutos de Lúxor está otro de los monumentos más visitados del país: el Templo de Karnak. El complejo en el que está integrado mide más de 2 kilómetros y medio de perímetro y los atractivos de su interior fueron mandados construir por diversos faraones entre los que destacan Ramsés II y Ramsés III, entre otros. Permanece abierto desde las 6 hasta las 18 horas por un precio de entrada que oscila entre los 40 y las 65 libras egipcias, es decir, unos 4 y 6 euros respectivamente. Sin embargo, si queremos asistir al impresionante espectáculo de música y luces que tiene lugar a partir de las 18 horas, tiene un coste de entrada de unas 100 libras; 10 euros. 

Templo de Karnak

  • Hatshepsut. Y también a escasos kilómetros de Lúxor está otra de las joyas del patrimonio de Egipto, el Templo de Hatshepsut. En concreto, está situado en pleno corazón del valle de Deir el-Bahari y permanece abierto para los visitantes todos los días de la semana entre las 6 y las 17 horas por un precio que oscila entre las 15 y 30 libras egipcias; es decir, 1,50 y 3 euros respectivamente. Dos de sus principales características es que fue esculpido sobre la roca y dedicado a la única mujer que ha reinado en Egipto, Hatshepsut. Sin embargo, no es posible ver muchos restos dedicados a esta faraona ya que su hermano destruyó todo lo relacionado con ella debido al rencor que le guardaba por haberle echado del trono décadas atrás.

Templo de Hatshepsut en Egipto

Monumentos para visitar desde Asuán

  • Kom Ombo. Otro de los templos más visitados en Egipto y que está bañado por las aguas del río Nilo es el de Kom Ombo. Está a 45 kilómetros del norte de Asuán y se recomienda visitar a última hora de la tarde cuando el calor no es tan sofocante y se pueden tener unas vistas espectaculares del monumento iluminado. Una de sus principales características frente a otros templos es que en su interior se pueden ver conservadas auténticas momias de cocodrilos así como la capilla de Hator, una de las diosas más veneradas en la antigüedad. El precio de entrada es bastante económico comparado con otros monumentos, ya que es de 20 libras para estudiantes y 30 para adultos; es decir, 2 y 3 euros. 

Templo de Kom Ombo

  • Abu Simbel. A 280 kilómetros de Asuán, al sur, está uno de los lugares más visitados por los viajeros que visitan el país egipcio: el complejo de Abu Simbel. Está formado por dos templos que fueron construidos sobre la roca: el de Nefertati y el de Ramses II, ya que fueron levantados durante el reinado de este faraón. Como la mayoría de visitantes viajan hasta aquí desde la población de Asuán y está a unas 3 horas de distancia en vehículo, lo más recomendado es coger un vuelo, aunque también es posible llegar en autobús. El precio es de 70 libras egipcias, lo que equivale a unos 7 euros e incluye un visitada guiada en el idioma que elijas, incluido el español.

Templo de Abu Simbel, visitando su interior