Ingredientes:

  • 6 rodajas de piña
  • 4 peras grandes o 5 peras medianas
  • 50 gramos de mantequilla
  • Masa de hojaldre
  • 160 gramos de azúcar
  • 1 cucharada de esencia de vainilla

Preparación

  • 1.- Preparar la masa: Inicialmente, debes preparar la masa de hojaldre, que puedes tener lista en tu nevera. Luego, debes cortar los círculos dependiendo del tamaño del monde que piensas utilizar, preferiblemente escoge uno mediano, y haz el corte de la masa un poco más grande, ya que la masa se reduce en el horno.
  • 2.- Macerar las frutas: Tanto las piñas como las peras deben estar cortadas en ruedas y cuadros respectivamente. Estas se colocan en una olla a fuego lento, agregando unos 30 gramos de azúcar, el tiempo de cocción se extenderá por una hora aproximadamente hasta que las frutas se maceren.
  • 3.- Hacer el caramelo: Para este momento, es conveniente comenzar a precalentar el horno, a 200 grados centígrados. Así, es la hora de preparar el caramelo, para ello, agregamos en una sartén los 100 gramos restantes de azúcar con algunas cucharadas de agua, que se deben calentar hasta fuego lento hasta obtener el caramelo.
  • 4.- Caramelizar las frutas: Una vez que llegamos a este nivel, debemos agregar la mantequilla, la esencia de vainilla y las frutas ya en fase de maceración y dejar cocer por un lapso de 10 minutos para que el dulce se concentre y se agregue a las frutas.
  • 5.- Horneas las tartas: Ahora es momento de colocar la masa en cada molde, a fin de obtener las tartas, que serán rellenas con la mezcla de pera y piña. El tiempo de horneado varía entre 15 y 20 minutos. Si quieres que las tartas tengan una textura más crujiente, entonces hornea las tartas por 10 minutos, retíralas del horno, rellénalas y hornéalas durante 5 o 10 minutos más.

Recuerda que debes untar el molde con mantequilla, para que la masa no se pegue y no sea difícil retirar las tartas del molde o también puedes usar papel de hornear. Esta receta no solo aplica para pequeñas tartas individuales, también puedes hacer una tarta grande en un molde y luego se dividen pequeñas porciones. Es un postre muy sencillo pero a la vez elegante para compartir con tu familia o amigos.