Lauren Wasser, en una jornada regular del 2012 fue a trabajar como modelo tal como lo hacía cada día, y como uso común empleo un tampón como método de higiene para el día de su periodo. Tras tres cambios de tampón, Wasser empezó a tener síntomas como los de una gripe por lo que decidió guardar reposo. Más tarde ese día terminó en el hospital a punto de morir y con la necesidad de que una de sus piernas fuera amputada ¿por qué?, por el uso de tampones y el síndrome de shock tóxico.

¿Qué es el síndrome de shock tóxico?

El síndrome de shock tóxico o TSS, se trata de una enfermedad que se presenta por la infección que se desarrolla más comúnmente por las toxinas Staphylococcus aureus y Streptococcus pyogenes, y que se ha relacionado con el uso de tampones aunque las infecciones pueden también darse por contacto a cortes, quemaduras o de manera quirúrgica, o por vía faríngea.

Lo más peligroso de este síndrome es que puede confundirse en sus primeros síntomas con una gripa pasajera porque presenta fiebre alta, una baja presión, y confusión, mismos síntomas que pueden conducir tras agravarse en coma, disfunciones orgánicas múltiples como diarrea o vómito, insuficiencia renal, inflamación, pérdida del conocimiento y demás alteraciones en el organismo.

¿Es seguro o no usar tampones?

Como esta enfermedad se ha relacionado con el uso de tampones podemos vernos inclinados a decir que efectivamente es peligroso usarlos, pero antes de caer en pánico es necesario aclarar que este malestar se presenta en 1 de cada 100.000 de personas.

De hecho, la gran mayoría de nosotros estamos expuestos a esta infección pero solo muy pocas personas presentan esa reacción anormal y atípica que tuvo Lauren Wasser, y por la cual perdió su pierna más no su vida.

El usar o no tampones es una decisión personal que puede ser consultada con una ginecóloga para mayor seguridad, y que en caso de querer quedar embarazada o estarlo y estar presentando sangrados, es necesario que con mayor razón lo expongamos a nuestro médico.