Leches vegetales

  • Soya: es la leche vegetal más fácil de conseguir en el mercado, su consistencia es muy parecida a la de la leche de vaca y la puedes conseguir sin azúcar, con sabor vainilla, coco o light, entre otras.
  • Arroz: es una leche vegetal ligera, con sabor muy parecido al de la horchata de arroz y funciona perfecta para tomarla helada.
  • Almendra: es parecido a la de soya, densa y con grasas naturales que le aportan espesura. Su sabor tiene un gusto ligero a nuez.
  • Otras: chufa, sésamo, nuez, avena, muchas leches vegetales se pueden elaborar en casa y probar el sabor que más nos guste.

Quesos vegetales

  • Soya o tofu: es el queso resultado de la leche de soya y su sabor es casi nulo. Lo puedes encontrar fácilmente en presentaciones de blando, duro y firme.
  • Queso de harina de mandioca: se debe elaborara de forma casera y existen varias recetas rondando por la web, es un queso parecido al mozzarella.
  • Levadura de cerveza especial: es conocida como nutritional yeast en inglés y tiene un sabor parecido al del queso chédar. Un poco de esta levadura y tus platos tendrán ese rico gusto.

Queso de tofu

Yogurt, cremas y helados

  • Crema de coco chantilly: si deseas comer un postre con crema tipo chantilly o cubrir un pastel con crema de coco se puede hacer. Basta con congelar la crema para posteriormente batirla, verás cómo se levanta como chantilly y tiene un sabor a coco exquisito.
  • Helados de leche vegetal: los helados se elaboran con cremas vegetales en el mercado, pero si deseas hacer los tuyos, también es posible solamente sustituyendo la leche de vaca por una que sea vegetal en la receta.
  • Yogurt de leche vegetal: lo mismo pasa con los yogurt, ya que el mercado ha integrado los de soya como un alimento libre de lactosa para los que gustan del yogurt.

Mantequilla

  • Margarina: es lo más sencillo de utilizar como sustituto, pero también existen en el mercado mantequillas de soya que puedes probar.
  • Aceite de coco: tiene estados sólidos y líquidos como la mantequilla, por eso se usa en recetas donde el estado sólido de la mantequilla ayuda como las trufas de chocolate o las costras para pay.
  • Aceite de olivo: sustituye la cantidad de mantequilla por este rico aceite lleno de nutrientes.

Veganos, intolerantes a la lactosa o personas con problemas de colon irritable así como los que desean evitar los lácteos porque no los consideran alimentos sanos, pueden probar estos sustitutos que si bien es cierto no tienen el mismo sabor, pueden enriquecer la dieta libre de lácteos para una alimentación más completa y deliciosa.