Una vez que se agotan todas las reservas naturales del cuerpo, este recurre a la destrucción de la fibra muscular para conseguir generar más energía. Esto es lo que se conoce como catabolismo y es la clave del crecimiento muscular, ya que para reducir estos daños, las células de nuestro organismo comienzan a utilizar las proteínas que necesitan para crear nuevas células y hacer aumentar la musculatura.

Pero para que esto sea posible, hay que darle al cuerpo todo lo que necesita reponer tras un entrenamiento, ya que sus depósitos de glicógeno, cortisol o glutamina, entre otros, se han visto seriamente afectados.

¿Suplementos comerciales o alimentación natural?

Este suele ser el eterno dilema entre aquellos que quieren aumentar sus músculos, ¿en verdad son necesarios los suplementos comerciales?

Si nos preguntamos si son necesarios, en el sentido de imprescindibles, la respuesta es que no, pero sin embargo son muy convenientes. Esto es así porque hay que reponer cosas muy diferentes en el cuerpo y debemos de ser auténticos expertos en alimentación para saber qué comer exactamente tras un entrenamiento sin que nos olvidemos de nada.

Por eso, la mayoría de los deportistas optan por tomar un suplemento comercial media hora después del entrenamiento, para garantizarse todo lo que necesitan y realizar un poco más tarde la comida más completa del día, en la que terminarán de aportar al cuerpo todos los nutrientes esenciales.

Este podría ser sustituido por una tortilla de claras de huevo con pavo y un batido de plátano con leche desnatada y con miel. Sin duda es un buen reconstituyente natural tras un entreno para una persona con unos niveles de ejercicio de principiante o medio, pero quizás fuera insuficiente para alguien con niveles medio alto o altos. Por eso, un camino intermedio es tomar este reconstituyente pero añadir un suplemento comercial de proteínas al batido.

¿Cuándo tomar cada cosa?

Muchos afirman que los suplementos comerciales o el batido natural post entreno tienen que tomarse necesariamente media hora después del entrenamiento. Sin embargo, los estudios que se han realizado no confirman esto. Un suplemento o una comida natural son tan efectivos si se consumen veinte minutos después del entrenamiento como si se hace dos horas después.

No obstante, sigue recomendándose que se tomen media hora tras el entrenamiento porque por un lado ayuda a combatir la fatiga que el deportista nota, notando como estos suplementos tiene efecto reconstituyente en su cuerpo. Por otro, al combinarlos con una comida posterior, damos tiempo al cuerpo a recuperarse y a tener hambre.

En esta comida posterior además de proteínas procedentes de la carne magra o el pescado se añadirán frutas o verduras para luchar contra los radicales libres que se producen como consecuencia del ejercicio e hidratos de carbono como los que proceden de la pasta y del arroz. Se evitarán las grasas.