Muchas veces llegamos a sentir el peso de la soledad por no estar cómodos en nuestra propia piel y no hallar en nosotros mismos al amigo más fiel, lo que es de suma importancia, puesto que al final quien estará toda la vida con nosotros, seremos nosotros mismos así que es de suma importancia cultivar esa relación.

Estar desconectados con nuestro ser interior nos puede hace sentir muy solos, incomprendidos, ya que nadie nos entenderá mejor que nosotros mismos. Para empezar a disfrutar de tu compañía podrías comenzar a hacer actividades que te nutran, que te hagan sentir vivo y mantengan encendida la luz en la curiosidad, con todo el avance tecnológico muchas puertas ahora se han abierto para expandir el conocimiento. Lo importante es no tratar de ver a la soledad como una enemiga del cual debemos huir, sino aceptarla como una compañía y aprender a estar cómodos y felices en nuestra propia piel.

Algo muy importante es darte tiempo a ti mismo, este es un proceso que no culminará de un día para otro sino que puede tomar un largo tiempo, pero el resultado vale la espera. Cada día es una nueva oportunidad ante tus manos.

Cuando nos sentimos solos vemos todo desde un punto negativo, no podemos ver a las personas que nos rodean, ni los intentos que hacen para estar junto a nosotros pero eso no significa que no estén allí. La soledad provoca que no podamos tener relaciones profundas y verdaderas con las personas que están a nuestro alrededor, pero es importante recordar quiénes están para ti en esos momentos.

Necesitas distraerte de ese sentimiento de soledad, lee algunos libros que te interesen, ve al cine a ver esa película que te gusta,  ve de compras, toma algún curso que llame tu atención o incluso consigue una mascota. Toma tiempo para relajarte, para disfrutar de tu vida, una actividad para la relajación y la reconexión con tu ser  es el yoga así que podrías considerar tomar algunas clases. Lo esencial es que puedas ver que por ti mismo puedes pasar un gran rato, que puedes brindarte a ti mismo el amor que tanto necesitas y la compañía que anhelas.

Otro consejo es no cerrarse a las personas, en el mundo existen millones de ellas así que es imposible que no tengas que involucrarte con alguien, por un motivo u otro. Es cierto que muchas veces las personas pueden llegar a lastimarnos, pero lo importante es no dejar que eso estropee otras relaciones. Algo que lastima muchas de estas relaciones es esperar demasiado de las personas, tendemos a creer que ellos deben hacer ciertas cosas, llenarnos, pero eso no es así. Cada una de ellas hará todo lo que puede y eso ha de ser suficiente, puesto eres tú quien llenará sus propios vacíos, nadie puede llenarte y comprenderte mejor que tú mismo.

No te dejes caer en la rutina, esto es fatal y hace ver la vida aburrida y monótona. No le temas al cambio, busca nuevas metas, nuevos sueños y cúmplelos, te sentirás muy satisfecho con los resultados. Es muy tonto pensar que haciendo las mismas cosas todos los días obtendrás un cambio, el verdadero cambio inicia cuando se decide tener una nueva y mejor vida, en la que cumplas tus expectativas y no la de los demás.