Sí, los bebés sueñan y está comprobado, de hecho el movimiento de un lado a otro de sus ojos que podemos ver en sus párpados es señal de que estos están en el estado REM o estado de sueño profundo donde podemos soñar.

Es muy curioso cómo los bebés sueñan al igual que los adultos al caer en un estado REM, y podemos saber que nuestro bebé está soñando cuando vemos sus ojos y también si lo vemos sonreír o gritar en medio de su sueño, no nos alarmemos, seguro está simplemente soñando, y si no se despierta no vale la pena que nosotros lo hagamos.

¿Qué tipo de sueños tienen?

Como nosotros los bebés sueñan con lo que los rodea, con lo que conocen y experimentan, así que no lo dudes, tu bebé seguro sueña contigo, con su papá abrazándolo, con sus hermanitos viéndolo y cuidándolo, con todo lo que lo rodea a diario.

No hay indicios en sí de que los bebés tengan pesadillas pero en base a qué tipo de acciones los asustan como por ejemplo, verse rodeado de extraños, podemos decir que quizá sueñen con ellas, y que estas les traen malos sueños, pero es también una forma natural de canalizar este tipo de experiencias.

En los bebés y en los adultos el sueño tiene una acción psicológica que no debemos alterar ni tratar de impedir, y si el bebé tiene sueños donde ríe estrepitosamente o grita, es mejor que dejemos transcurrir el sueño de forma regular, tal como lo hacemos de adultos.

De hecho en ocasiones el sueño nos permite relajarnos del día a día, por lo que no dudemos que a los bebés también les sirve como una forma de relajarse de su día, que aunque nos puede parecer muy tranquilo, él está expuesto a diario con cosas nuevas, sensaciones y emociones a las que tiene que acostumbrarse.

Es fascinante saber que los bebés sueñan, y cómo depende de nosotros que sus sueños sean de amor y cuidado, el mismo que les proporcionamos y que los rodea a diario gracias a nuestros cuidados.