Pero quizás uno de los materiales más utilizados en los últimos tiempos, sin duda es la madera cuyas características resultan tan atractivas como funcionales. Ningún otro material podrá aportar tanta elegancia y calidez al mismo tiempo como el que te puede ofrecer cualquier laminado o parqués aunque son suelos bastantes delicados. En ese sentido existen otras soluciones más resistentes como los porcelánicos que imitan a la madera si quieres salvar este inconveniente.

Parquet blanco

Tipos de suelos de madera

Además a la hora de elegir esta clase de suelos debe saber que existen en el mercado distintos tipos de suelos de madera. Podrás encontrar y distinguir tres tipos fundamentales que son las tarimas, parquets y suelos laminados. Las tarimas quizás son las de mayor calidad y resistencia. Son suelos de tablas alargadas sin ningún dibujo ni composición. Por otro lado los parquets son piezas más pequeñas que van formando dibujos y composiciones más complejas.

Los principales enemigos de las tarimas y los parquets son el sol y el agua por lo que tendrás que prestar especial atención en su mantenimiento. Como hemos mencionado otra de las opciones a la hora de elegir suelos de madera es la opción de suelos laminados. Los laminados imitan la composición de tablas de la tarima en su mayoría suelen ser sintéticos. Normalmente son tablas compuestas por varias capas cuya capa más superficial está destinada a la imitación de la madera pertinente.

suelos laminados