Aunque generalmente se suele ver algo más complicado perder peso, el hecho de ganar unos kilos más también puede resultar complicado para algunos que por su propio metabolismo no engordan con facilidad. Así que hacer esto también es importante, pero no bastará con ingerir más comida, es necesario evitar igualmente alimentos grasos o poco saludables que podrían ayudarnos a engordar pero que resultarían muy dañinos para la salud. Nuestro objetivo siempre es el de subir nuestro peso pero del modo más saludable posible, sin poner para lograrlo nuestro bienestar en peligro.

Así que con este objetivo en mente, te ofrecemos varias ideas básicas que puedes seguir para aumentar tu peso de la forma más sana posible:

  • Analiza tu metabolismo: Lo primero que debes hacer es entender cómo funciona el metabolismo, que es el proceso mediante el cual tu organismo procesa los nutrientes que ingieres. Así, probablemente tengas un metabolismo acelerado donde a medida que consumes alimentos, tu cuerpo logra asimilarlos en corto tiempo. Sin embargo, lo mejor es consultar con un especialista para confirmar este comportamiento. A partir de allí, puedes poner en práctica diversas iniciativas para ganar peso de forma sana.
  • Aumenta el número de calorías que ingieres: Incrementa el número de calorías que consumes al día, esta será la clave para que tu cuerpo tenga más cantidad de alimentos para procesar, y de este modo puedas aumentar tu masa muscular. Ahora bien, debes prestar especial atención al tipo de alimentos que consumirás en más cantidad, porque puedes llegar a ganar peso, pero en grasa, y esto no te conviene.
  • Proteínas y carbohidratos: Los alimentos más recomendables que debes consumir, son las proteínas y los carbohidratos. La cantidad exacta que debes ingerir diariamente, debes calcularla con un especialista, tomando en cuenta tu peso, estatura, cantidad de masa muscular y grasa corporal en tu organismo. Recuerda que los carbohidratos no necesariamente son las harinas procesadas, ya que existen productos más saludables ricos en carbohidratos que son más idóneos para tu consumo.
  • Ejercicios con entrenamiento de fuerza: La realización de ejercicios será el complemento ideal de tu plan alimenticio. Debes hacer un entrenamiento de fuerza, es decir, uno orientado a hacer que tus músculos requieran más energía que la que requieren de forma regular, ya que este modo, estos crecerán y ganarás peso, a manera de masa muscular, que es la forma ideal para subir de peso.
  • Comer con más frecuencia: Es recomendable que consumas alimentos con más frecuencia. Esto es, en lugar de hacer las tres comidas regulares al día, puedes hacer seis comidas de una forma más estructurada, ya que de esta manera mantienes a tu metabolismo activo. Además, si te animas a hacer ejercicios, esta actividad será el estimulante ideal de tu apetito. Por otro lado, probablemente debas consumir alimentos de forma más organizada, no solo en cuanto al tipo de nutrientes que ingieres, sino sobre las horas o los momentos del día en que deberás consumirlos.