Para empezar, el exterior, especialmente el frente del coche ha sido rediseñado para parecerse más a sus primos de la marca, sobre todo al S Impresa. La parrilla es generosa, las luces son sutiles y las llantas son muy parecidas a las de los coches deportivos. 

Subaru Legacy por dentro

El interior también es clásico y sobrio, con detalles de seguridad y confort que incluyen una alerta al cambiar de lados en la carrera, un detector para ángulos muertos y un sistema de freno para evitar colisiones. Al vehículo se entrará sin llaves y tendrá una cámara trasera y navegación satelital.

Versión Concept del Legacy

El rendimiento no se queda detrás del estilo, con un motor de cilindrada opuesta llamado Boxer Propulsor y que es original de Subaru, que viene en versiones 2.5 y 175 caballos de fuerza y uno más potente, de seis cilindros, 3.6 y que llega a 256 caballos fuerza. La transmisión es automática en ambos.

El legacy estará compitiendo con el Camry y el Accord y estará a la venta en el segundo semestre de 2014. El coche, producido desde 1989 es uno de los mejores vendidos en Estados Unidos, Europa y Australia y esta será la sexta generación del vehículo, que ya ha vendido más de 4 millones de unidades en el mundo.