No creas todo lo que dicen en las noticias

Las noticias siempre señalarán situaciones o hechos alarmantes sobre la economía, al menos en la mayoría de los casos. De modo que probablemente ni siquiera has percibido la crisis hasta que lo dijeron en las noticias. Independientemente de que sea cierto o no, esto te producirá un estado de ansiedad innecesario, que termina algunas veces por hacer que tomes decisiones sin estudiar con detenimiento las ventajas y desventajas que puede representar.

Es mejor aumentar tus ingresos que reducir tus gastos

Aunque reducir tus gastos es una iniciativa provechosa porque puedes controlar los egresos innecesarios, es una medida que no resulta lo suficientemente definitiva para sobrevivir a la crisis. Por su parte, es mucho más útil si logras aumentar tus ingresos. De modo que si bien debes reducir los gastos, enfoca tu energía en ganar más dinero, ya sea con una actividad económica alternativa o el método que hayas elegido, ya que teniendo más dinero no tendrás que hacer muchos desajustes en tus consumos.

Evade los préstamos

Salvo que sea estrictamente necesario, evade los préstamos. Ciertamente, al comienzo estos se muestran como una solución a tus problemas económicos, pero luego pueden ser un gran problema que pudiste haber evitado con solo privarte de hacer ciertos gastos por un tiempo determinado. De modo que la única condición para optar por un préstamo debería ser el hecho de que si no lo haces terminarás en una deuda mayor o colapsando todas tus finanzas, de resto, lo demás puede esperar o deberá tener otro tipo de soluciones para conseguir dinero.

Trata de buscar soluciones definitivas

Recuerda que en los momentos de crisis muchas veces es cuando logramos obtener un mejor rendimiento en el aspecto económico, precisamente porque nos vemos obligados a hacerlo. En este sentido, es conveniente que al identificar determinado problema, procures buscar una solución definitiva al mismo, a fin de estar mucho más solventes en el futuro y responder con mucha más firmeza ante cualquier tipo de contratiempo. Por supuesto, es vital contar con amigos y colaboradores que hayas construido a través del tiempo y ser inteligente no solo para el beneficio personal, sino también el beneficio común.