Los excesos de acumulación de grasa están indicando que el niño tiene deficiencias en su alimentación. Las causas de esta deficiencia pueden ser:

  • Falta de información por parte de los padres de lo que se debe comer o también padres obesos.
  • Creencia errónea de que los niños gorditos son saludables.
  • Negarse por parte de los niños a consumir frutas o verduras.
  • Proliferación de restaurantes chatarras y la aceptación de concurrir porque son económicos.
  • Estimular a los niños a que consuman gaseosa, dulces, pizzas, etc.
  • Compensar con comida algunas ausencias.
  • Falta de ejercitación física.
  • Problemas de salud que generan obesidad como desordenes endocrinos o neurológicos.

Responsabilidades que no se deben eludir

Sea cual sea la causa, sabemos que son los padres los que deben velar por la salud de los hijos y por desarrollar sus hábitos correctamente. Hay dos puntos importantes a considerar: por un lado incrementar la ingesta de frutas y verduras y por el otro realizar ejercicio físico. Y, sobre todo, son los padres los que deben dar el ejemplo comiendo sano y en caso de querer disfrutar de algo que el niño no pueda comer, por favor no hacerlo delante de él recuerden que seguir una dieta siempre trae molestias emocionales.

Los niños no disfrutan de las verduras y futas porque no se ha formado su paladar, si en lugar de dar un caramelo cuando es pequeño se le da un trozo de fruta, el niño va a ir desarrollando el gusto por comer fruta.

En caso de tener que seguir una dieta, es imprescindible seguirla al pie de la letra porque el profesional sabe lo que diagnostica y aunque el niño proteste, hay que hacerle entender que es necesario hacer lo que el médico dice. Esta es una situación delicada que ya que el niño se vuelve muy vulnerable emocionalmente y para acompañarle en esta situación es necesario saber usar las palabras justas y con mucho tacto.

La obesidad está considerada una enfermedad en todo el mundo y es puerta de entrada a complicaciones muy serias, el niño aunque niño puede entender que está enfermo y que una dieta es su cura.