• Usa la piel de algunas frutas para aderezar vinagres y licores: Puedes acentuar el sabor de los licores, vinagres y aderezar algunos aceites usando algunas cortezas de naranja, esta suele darle un sabor muy agradable, gracias al aceite que desprende. También puedes usar corteza de limón y conchas de manzana secas para darles un mejor sabor al té. Igualmente, con sus respectivas cáscaras puedes saborizar aún más los jugos de limón y naranja, que quedan realmente deliciosos, y son muy refrescantes.
  • Limpia con las pieles de los cítricos: En un recipiente coloca un poco de vinagre (puede ser la medida de una taza), añade a ella conchas que hayas desechado de limones y naranja, deja reposar durante algunos días, tres como mínimo, correctamente sellado. Una vez transcurridos los tres días, utiliza un colador para colar  la mezcla y bota las conchas, luego coloca el líquido en un atomizador. Esta sustancia es excelente a la hora de limpiar la cocina y las mesas de nuestra casa, además ayuda a que las molestas  moscas desaparezcan, y lo mejor es que no tiene un desagradable olor.
  • Haz deliciosos aperitivos con algunas pieles de verduras: Aunque no lo creas puedes preparar increíbles aperitivos con las conchas de las patatas, una vez que hayas pelado patatas, guarda sus conchas, lávalas muy bien y trata que las cascaras estén moderadamente cortadas. Debes tener suficientes conchas para juntarlas en un molde de aluminio, luego salpícales algo de aceite de oliva y agrégales pimienta y sal a tu gusto, introduce al horno y deja dorar por unos minutos, cuando estén crujientes podrás disfrutar de ellas.
  • Prepara caldos con restos de verduras: Los caldos suelen ser exquisitos, y puedes usar muchas de las conchas de algunas verduras para preparar estos sabrosos platos. Las conchas de la zanahoria, el tomate, la calabaza, cebollas y otras verduras, puedes usarlas para darle gusto a tus sopas y caldos. Agrégale algunos restos de huesos que hayan quedado de algunas carnes de res o pollo, y también puedes colocarle algo de arroz y fideos.
  • Crea ralladura de cítricos: Mucha gente utiliza la ralladura de algunas frutas como el limón para darle gusto a la mezcla para preparar tortas, o de igual forma la concha de la naranja. Con un rayador, raya algunas conchas de limón y naranja, sin llegar a tocar el área blanca, cuando juntes una gran cantidad de ralladura, guárdala en un recipiente de vidrio o en bolsas herméticas para conservarla y usarla cuando desees condimentar cualquier plato.