Quien hace pocos años tuviera poca o ninguna esperanza en los sistemas operativos que no contaban con el apoyo de entidades comerciales, como es el caso de Microsoft con Windows o Apple con su Mac OS X, es seguro que a día de hoy ha cambiado de opinión viendo que estos sistemas ofrecen las mismas (o incluso más) utilidades y herramientas que el software privativo, de manera libre y gratuita. Gracias a esto el número de usuarios que utilizan sistemas de este tipo se incrementa de manera asombrosa.

La comunidad mundial de internet es la que permite que estos sistemas sobrevivan y evolucionen de la manera en que lo hacen. Son miles los individuos que sin interés alguno participan activamente en el desarrollo de aplicaciones, herramientas, librerías/bibliotecas (de código) y documentación, invirtiendo muchas horas y esfuerzo. Aunado a ello están las empresas que apuestan por un sistema libre, aportando recursos en inversión, ya que esta es la única manera de poder competir con los sistemas operativos comerciales.

Otro de los motores que impulsa un la actualidad a los sistemas operativos Open Source es el hecho de que cientos de entidades gubernamentales trabajan en importantes proyectos bajo el modelo GNU/Linux. En gran cantidad de oportunidades son las Universidades de todo el mundo quienes lo emplean para el desarrollo comercial e investigaciones.

Por último, pero no menos importante, se encuentra la seguridad, y es que es difícil pensar que con tanta gente trabajando en el desarrollo del mismo sistema este pueda tener un grado aceptable de seguridad. Pero lo cierto es que siendo un sistema libre, todos pueden tener acceso al código y ante un problema, cualquiera puede proponer una solución inmediata. Es bien sabido que todos los sistemas comerciales o libres presentan problemas de seguridad, la gran diferencia es que el Open Source no los oculta, porque esta manera de actuar le garantiza resolverlos de una forma rápida y a la vista de todos.

Actualmente el Open Source parece estar ganando la batalla en el terreno de los dispositivos móviles como los Smartphone o las Tabletas. Android (que se basa en Linux) es, hoy por hoy, el sistema más popular entre los usuarios de esta clase de tecnología, razón por la cual han entrado competidores como Firefox OS, Ubuntu touch, CyanogenMod (una versión modificada de Android) y Sailfish OS, un nuevo sistema que está disponible con los Smartphone Jolla.