Lo primero que hay que decir es que  compra/venta de primates y su tenencia están prohibidos, pero no por la famosa CITES que regula el comercio de especies protegidas, sino por la ley de sanidad, que en el Real Decreto 1881/94 especifica claramente quienes serán los únicos que puedan poseer estos animales :"los simios sólo serán objeto de intercambios entre organismos, institutos o centros oficialmente autorizados e irán acompañados de un certificado veterinario que deberá completar el veterinario oficial del organismo, del instituto o del centro origen".

No hay excepciones

Algunas personas creen que si se trata de animales criados en cautividad y se está registrado como núcleo zoológico, es posible posee un simio legalmente. Eso sería así si no existiera el Real Decreto que hemos visto, que de todas maneras haría imposible conseguir el reconocimiento de núcleo zoológico para tener primates.

Actualmente está prohibida la posesión de simios en el ámbito doméstico

El motivo de esta prohibición tan rotunda está en que los monitos pueden contagiar al ser humano todo tipo de enfermedades,  algunas tan peligrosas como el ébola, el SIDA, la hepatitis o la tuberculosis. Además, no dejan de ser animales salvajes, que pueden tener comportamientos agresivos y violentos con las personas, por no hablar de lo caro que saldría mantener a un mono en buenas condiciones comparado con otras mascotas, teniendo en cuenta gastos veterinarios de un profesional especializado en primates.

Pero…se venden en cientos de páginas

Seguramente eso será lo que piense más de uno al leer este artículo ya que sobre todo monos titís, son ofrecidos en Internet de manera abierta. Aunque su compra/venta es ilegal, así como su tenencia, para acusar a alguien de contrabando tendría que vender a un animal con un precio superior a los 18.000 euros, para que fuera considerado delito, a no ser que se realizara de forma habitual o a través de una red de tráfico de animales.

Pero puesto que no está permitida su posesión, si alguien denuncia que otra persona tiene es mono en casa, Seprona puede actuar y llevarse al animal. Comprar uno de estos monitos supone un riesgo para la salud, un gasto económico grande y además encierra la posibilidad de que nos retiren a nuestra mascota ¿realmente vale la pena?