Este utensilio es de igual importancia que la cuna, el coche, y otros equipos para facilitar el traslado y la comodidad del bebé al momento de salir a la calle o incluso dentro de casa. Por eso, debes preocuparte por adquirirlo y utilizarlo cada vez que sea necesario. En algunos países, incluso es ilegal no utilizarlo al momento de trasladar a un bebé en un automóvil.

¿Cómo elegir la correcta?

Lo primero que debes tener en cuenta para determinar si la silla de bebé para el coche que te dispones a comprar es la correcta, es el tamaño de tu bebé, fundamentalmente cuántos kilogramos pesa. Ten en cuenta que dependiendo de ello deberás seleccionar una silla diferente, así que cada una muestra el rango de peso del bebé para el que la silla se recomienda. Recuerda que los niños crecen muy rápido, pero al mismo tiempo necesitas una silla que se ajuste a su tamaño real, por lo tanto elige una que permita ser adaptada gradualmente a medida que tu bebé se desarrolle y se haga más grande.

Un dato curioso sobre las sillas para automóvil o porta bebés, es que tienen una fecha de vencimiento, así que asegúrate de elegir una que no esté vencida. En el mercado existen muchos modelos y materiales de fabricación de estos equipos, nuestra recomendación es que elijas una silla que puedas utilizar tanto para el vehículo como por sí sola, de modo que si el bebé está dormido no tengas que despertarlo para llevarlo de un lugar a otro.

Instalación

Entre los aspectos a tomar en cuenta para su instalación, debes saber que el asiento perfecto para colocarlo, es el de la parte trasera del vehículo y nunca en el lugar del copiloto, en la parte delantera de los asientos. Entonces, ubícalo en la zona del medio del asiento trasero. En caso de que no puedas hacerlo allí, entonces elige el lado derecho, o el lado izquierdo, si tienes más hijos pequeños.

Generalmente las sillas tienen instrucciones para su instalación, solo asegúrate de seguirlas correctamente. En caso de que tengas dudas, consulta con el vendedor o un especialista. Antes de sentar a tu bebé sobre ella, verifica que sea segura.

El crecimiento del bebé te indicará cuándo es prudente sustituir la silla o dejarla por completo. Pero mientras tanto, no dudes en utilizarla y hacer que tu hijo viaje seguro.