Ya no habrá tantos cambios como antes, seguirás aumentando de peso lentamente, y tus pechos seguirán creciendo aunque cada vez menos.

Los dolores de espalda también serán un poco más intensos, más que nada debido a que el bebé sigue aumentando de peso y tamaño. Las piernas seguirán hinchadas y aparecerán estrías.

Es posible que sientas algunos ardores dentro del estomago, para evitarlo hay un par de cosas que se pueden hacer: comer con más frecuencia pero en menor cantidad, comer avellanas (se aclara que se deben masticar bien), evitar los fritos y la levadura de cerveza. Sin embargo, es posible que si notes algo nuevo, el calostro, que es un líquido que se produce en las glándulas mamarias, que sirve de alimento para tu bebé durante los primeros días de su vida, hasta que comiences a producir leche materna.

Dieta a seguir durante el embarazo

Otro cambio más que podría empezar a suceder es que empieces a tener contracciones. En realidad las contracciones sirven para preparar al cuerpo para el parto, sin embargo suelen aparecer en esta etapa y con muy bajas posibilidades es posible que se de el caso de partos prematuros.

Se sienten como tirones, dentro de los ovarios, similar a un calambre, pero en la panza. Si bien es normal que ocurran, aparecen con más frecuencia en situaciones de estrés o luego de realizar algún esfuerzo físico, por lo cual es recomendable, sobretodo en esta etapa, evitar estas dos situaciones, ya que contracciones continuas pueden ser peligrosas.

Tu médico de indicará como reducirlas, con distintos ejercicios de respiración, a fin de relajar tu cuerpo.

De todos modos, un mínimo de ejercicio le hará bien a tu cuerpo, se recomienda caminar media hora por día.

Evolución del bebé durante este mes

En cuanto a tu bebé, tiene los órganos vitales desarrollados casi por completo, sus sentidos se agudizan poco a poco, va aumentando de peso y tamaño cada día y lentamente se le van definiendo los rasgos de la cara.

Su sistema respiratorio ya está completo, por lo que prácticamente estaría en condiciones de respirar por su cuenta, si no estuviese dentro del seno materno. Sin embargo, en casos de nacimiento prematuro, se los coloca en una incubadora que los asiste en su respiración, entre otras funciones, para asegurar su supervivencia.

Para el fin de mes el bebé debería estar midiendo alrededor de 30 centímetros y pesando poco menos de 1kg. Debido a esto, poco a poco tendrá menos lugar para moverse, lo que significa que se terminaron las vueltas y movimientos de los meses anteriores, lo que no significa que no sientas movimiento ni patadas, si no que se sentirá como si estuviesen coordinados.

Es posible que en este mes comience a chuparse el dedo y permanezca en posición fetal hasta el parto.

En cuanto a su cerebro, seguirá creciendo y desarrollándose a gran velocidad, y su sangre empezará a producir glóbulos blancos, los responsables de protegerlo contra las infecciones.