Tipos de serpientes no peligrosas

Las serpientes más pequeñas y no venenosas son las boas, pero también son muy apropiadas la pitón real, serpiente rey, pitón bola cuya ventaja más significativa es que no necesitamos un terrario muy grande para tenerlas en casa. Antes de adquirir una serpiente debes informarte bien de sus cuidados y principales características para saber si vamos a ser capaces de cuidarlas ya que no es una mascota a la que estemos muy acostumbrados como el perro.

Tener una boa en casa

Es necesario estar bien informado

Es importante acudir a establecimientos legales donde puedan darte las máximas garantías sobre la serpiente ya que son criadas en cautividad. El primer elemento que tendrás que comprar es un acuario o terrario con dimensiones adecuadas e intentar simular lo mejor posible el hábitat natural de la serpiente y sobre todo que se encuentre bien ventilada. También resulta primordial que el terrario cuente con elementos de seguridad para que tu mascota no pueda escapar.

Dependiendo de la especie es importante ofrecerle las temperaturas más adecuadas o los distintos niveles de humedad para ello existen distintos elementos como los rayos UV o humidificadores que pueden ayudarte. Deberás sobre todo estar pendiente de su correcta alimentación y de proporcionarle suficiente agua para que beba ya que resulta fundamental para evitar que el animal se encuentre mal e irritado pues puede ponerse agresiva e intentar atacarte o morderte.

Terrario para serpientes