Es una serpiente relativamente fácil de cuidar y que cualquier persona adulta puede atender sin problemas. Las mujeres embarazadas deben de tomar especiales precauciones, ya que estas serpientes contagian enfermedades como la salmonelosis. Si cualquier persona debe de lavarse las manos antes y después de tocar a la mascota, en el caso de estas mujeres es preferible que no las manipulen o, si no queda otro remedio, utilicen guantes o extremen las medidas higiénicas.

Serpiente del maíz de edad adulta

Su terrario

Una serpiente del maíz puede llegar a medir hasta seis metros en los casos más grandes y su terrario debería de ser al menos tan largo y alto como ella. De este modo aseguramos que se disponga del suficiente espacio para moverse con tranquilidad.

En el terrario debe de haber un medidor de humedad, ya que necesita una humedad ambiental de un 50 % de media para poder estar en las mejores condiciones físicas y cambiar su piel con facilidad. También es necesario un termómetro, que garantice que la temperatura no baje de los 20 grados durante la noche ni suba de los 25 grados durante el día. Los calentadores y humidificadores para terrarios nos ayudarán a conseguir estas temperaturas si no son las normales en nuestro hogar.

Ejemplo de un terrario adecuado para esta serpiente

El suelo del terrario debe de tener un sustrato que sea ecológico y que no suponga peligro si se ingiere, por lo que se recomienda el sustrato de maíz. A estas serpientes les gusta el agua, así que si es posible se debe de incluir un estanque con agua libre de cloro. Cómo también les gusta trepar, las plantas artificiales con ramas son una opción decorativa y práctica.

Las serpientes necesitan luz durante 12 horas al día, por lo que una bombilla de luz blanca es ideal, pero debe de estar apagada toda la noche, pudiendo colocarse una de luz infrarroja si necesitamos ver lo que sucede en el interior del terrario.

Estas serpientes son auténticas expertas en fugas, por lo que debemos de poner una buena tapa que no puedan levantar, pero que por supuesto permita el paso del aire por las rendijas adecuadas. 

Escondite de esta serpiente

Por último, también debemos de incluir un lugar dónde esconderse para estos animales, ya que a menudo quieren estar lejos de todas las miradas, en una cueva o caseta que les permita refugiarse.

Cómo alimentar la serpiente del maíz

Una vez que tenemos a la serpiente en un hábitat adecuado es importante saber cómo vamos a alimentarla. Uno de los principales motivos por los que muchas personas no quieren serpientes en su casa es por tener que proporcionarles presas vivas. Darle ratones a la serpiente puede crear problemas a muchos amantes de los animales, sobre todo si tienen niños, ya que no quieren que presencien este espectáculo.

Los ratones vivos, además, se defienden de la serpiente y pueden herirla, incluso de manera mortal. Por lo que quizás sea una solución recurrir a los ratones congelados. Evidentemente, no es lo mismo, ya que el animal, por instinto, desea cazar, pero igual que perros y gatos se han acostumbrado al pienso, darles a las serpientes ratones muertos puede ser el mal menor.

Alimento de la serpiente del maíz

Es importante no darles de comer en su terrario, sino en un recipiente a parte, donde se habrá depositado el ratón. Dar de comer a la serpiente de nuestra mano es la peor idea del mundo, ya que asociarán mano y comida y la próxima vez que metamos la mano en el terrario para limpiar, podríamos llevarnos un buen mordisco si nuestra mascota tiene hambre.

Aunque las serpientes del maíz pueden convivir, se las debe de alimentar por separado para evitar peleas. Suelen comer entre uno y dos ratones a la semana y tras comer se pasan dos días de media realizando el proceso de digestión.

Síntomas de enfermedad

Si la mascota no muda la piel toda junta, sino a trozos y muy rápidamente, podría estar sufriendo una dermatitis o incluso tener algún tipo de parásito en la piel. Otros síntomas de enfermedad son dificultad para respirar, secreciones en los ojos o en las fosas nasales o tener algún tipo de baba o de sustancia en la boca que no sea habitual.

Si los ojos de la serpiente se ponen azulados y parece que toma un tono opaco no es motivo para asustarse, ya que es lo habitual ante un cambio de piel. Los síntomas aparecen un par de días antes de que comience a cambiar realmente el pellejo.

Cuándo decidimos llevarnos a casa a una de estas serpientes, debemos de localizar a un veterinario experto en mascotas exóticas, con experiencia en serpientes, al que poder recurrir para las revisiones del animal y también en caso de que se ponga enferma.

Se lleva a la consulta en un trasportín pequeño, enrollada. Si se nos escapara por casa al sacarla del terrario, hay que buscarla siempre dónde haya una fuente de calor, sobre todo si está oculta, ya que por instinto buscarán permanecer calientes.