La mayoría de los seguros están diseñados para perros y gatos. Existen seguros especiales para animales como los caballos, pero otras mascotas como reptiles o roedores son muy difíciles, por no decir imposibles, de asegurar a no ser que se trate de animales de razas muy caras o de características muy especiales. Pero ya estaríamos hablando de otro tipo de producto que no es el clásico seguro para mascotas.

Seguros de responsabilidad civil

Los seguros de responsabilidad civil para gatos y perros que no se encuentren en la lista de razas potencialmente peligrosas, suelen estar incluidos en el seguro de hogar que se contrata habitualmente. Cuando se realiza la póliza a veces nos preguntarán si tenemos mascotas, pero incluso aunque no lo pregunten suelen estar cubiertas.

De todos modos, este tipo de seguro normalmente solo cubre un accidente ocasionado por nuestra mascota o que lesione a una tercera persona, pero no cubre otros aspectos importantes como indemnización en caso de muerte o la eliminación de los restos en caso de fallecimiento por enfermedad o vejez.

Para cubrir todo este tipo de necesidades hay seguros de responsabilidad civil específicos para mascotas, en los que además se pueden incluir otras coberturas, como el pago de una residencia en caso de que el propietario deba de ser hospitalizado.

El precio irá en función de todos los servicios contratados y del valor material que se tenga la mascota, siempre y cuando sea de raza y debidamente acreditada.

Seguros médicos para mascotas

Algunas compañías de seguros, cada vez más, permiten contratar además del seguro de responsabilidad civil un seguro médico para la mascota.

Estos seguros varían mucho en sus prestaciones, siendo más caros cuanto más completos resulten. La mayoría de ellos incluyen los siguientes servicios básicos:

  • Atención en caso de accidente, incluidas las pruebas y las operaciones necesarias hasta un tope fijado.
  • Atención en caso de enfermedad, incluidos diagnósticos y tratamientos hasta un tope fijado.
  • Gastos de asistencia veterinaria a domicilio cuándo la mascota no se pueda desplazar.

A mayores pueden incluir entre sus servicios los siguientes:

  • Revisión anual de la mascota y vacunas obligatorias
  • Atención de urgencia en clínica de nuestra elección hasta un tope determinado
  • Un número determinado de consultas veterinarias al año

Siempre es conveniente leer la letra pequeña de los contratos para saber qué es lo que incluyen exactamente los seguros y en qué casos no tienen obligación de cumplir con lo pactado.