El secar nuestras plantas medicinales puede ayudarnos a mantenerlas listas para cualquier otro problema en el futuro. Hay muchas formas de secar plantas y aquí daremos a conocer cómo seguir alguna de ellas. Uno de los usos más comunes cuando la planta esta seca es la de hacer un té. Depende el tipo de planta así será el tiempo que lleve en secarse. Una planta con hojas pesadas tienen a secarse más rápido y fácil.

Métodos de secado

Ramo: una de las más practicadas desde hace muchos años es la más simple. Consiste en unir del tallo muchas ramas de la planta que se quiere secar y atarlo. Queda un pequeño ramo el cual colgaremos de algún lugar alto y así se deja hasta que sus hojas son de un color café oscuro.

Un método de secado es atar ramos de plantas medicinales para dejarlos colgando

Tendido: lava las hierbas cuidadosamente separa por hojas o ramas cada una de las hierbas sobre una toalla procurando que estén lo más secas posibles. Escurre toda el agua que puedas y colócalas en un lugar cálido como por ejemplo: la cocina. Tócalas en un par de días y veras como sus hojas están más secas.

Técnica de tendido sobre un paño o toalla

Horno: coloca en una bandeja las hierbas que quieres secar. Enciende el horno a la temperatura más baja que puedas, mete la bandeja y deja la puerta abierta. Tienes que ser muy cuidadoso y voltearlas de vez en cuando. Lentamente veras como se tornan más duras y secas.

Existen otros métodos que ya incluyen materiales químicos, hay que tener mucho cuidado ya que esos métodos son para secar plantas para fines decorativos y no son para consumo humano. En realidad las plantas no necesitan mucho para secarse, solo aire y sol. Una recomendación es que si usas el método del ramo las coloques en una bolsa de papel para si en dado caso algunas hojas se desprendieran caerían en la bolsa y no en el suelo.

Cuando la planta esta seca puedes molerla o dejarla entera, todo dependerá de lo que quieras hacer con ella. Entera sirve más para hacer te o alguna infusión pero en polvo pueden ser perfectas para la cocina.