El Ibiza en su interior presenta acabados, ajustes y calidad de materiales que bien podría decirse provienen de otras compañías como la Volkswagen sin embargo el diseño y el acomodo de los componentes es netamente independiente y sobretodo único, es muy limpio y lógicamente pensado, con algunas versiones de tracción delantera se consigue una experiencia un poco más deportivas y se puede optar por la totalidad de las opciones disponibles dentro de la gama que ofrece el Seat Ibiza.

Cuando nos referimos a las opciones de motores que el nuevo de la Seat nos tiene por ofrecer para este modelo siempre nos topamos con una gama amplia y flexible con la cual escoger el que mejor nos favorezca. Por una parte la gasolina, se cuenta con un motor de tres cilindros de 1.2 litros con 69 CV, una vieja versión de 1.4 litros con 84 caballos de fuerza, y un par de opciones TSI con 1.2 litros y 104 CV y el otro de 1.4 litros y 138 CV. Los modelos con motores TSI proporcionan un mayor desempeño que los motores previos con relación al consumo de combustible con 55.4 mpg combinado. La versión de 138 CV de tracción delantera se encuentra configurada para los modelos hatchback.

Interior que muestra el Seat Ibiza

En el lado del diésel, se cuenta con un motor de 1.2 litros de tres cilindros regular y  Ecomotive,  además de un motor de 2.0 litros TDI  y 141 CV, impulsando una tracción delantera  tan rápidamente como se puede, también hay otro motor de 1.6 litros de 104 CV que viene siendo la versión intermedia dentro de esta elección de combustible.

Con un precio que va desde los 13.000 € hasta cerca de los 20.000 €, el Seat Ibiza es una opción interesante en comparación con los competidores regulares, y pese a esto, representará una nueva amenaza para  algunos de los modelos de otras compañías que no han actualizado su gama. No cuenta con una cajuela o asientos traseros significativamente espaciosos pero se encuentra bien equipado, construido de manera firme, y las opciones de motor de diésel son muy económicas y proporcionan una rapidez más que aceptable.