¿Por qué dedicar una jornada de nuestras vacaciones a conocer Salzburgo? Además de estar ubicada en un entorno natural único, rodeada por los Alpes, la ciudad ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad. Y es que recorrer las calles de Salzburgo es como trasladarse hasta un cuento donde ver hermosos castillos, conocer la ciudad natal de Mozart, pasear por calles con edificios coloridos y descubrir una deliciosa gastronomíaa. Los amantes del cine encontrarán en Salzburgo el escenario principal de la famosa película ‘Sonrisas y Lágrimas’ donde podrán revivir los hermosos paisajes y monumentos que aparecían en el largometraje. Toma nota y no te pierdas este recorrido por Salzburgo en un día.

  • Catedral. Al ser el templo religioso más importante de la ciudad es una de las visitas imprescindibles en un viaje a Salzburgo y el punto de partida para empezar a recorrer el casco antiguo. La Catedral de la ciudad es una de las construcciones barrocas más destacadas de la zona alpina y llama la atención a los turistas por su hermosa arquitectura y las pintorescas cúpulas verdosas de sus torres. 

Interior de la Catedral de Salzburgo

  • Casa de Mozart. A tan sólo 300 metros desde la Catedral encontramos uno de los puntos de interés principales de la población austriaca: la Casa natal de Mozart. Este museo dedicado a uno de los mejores compositores del mundo fue abierto al público a finales del siglo XIX y desde entonces son miles los visitantes que cada año quieren conocer la vivienda que vio nacer a este genio de la música. Además de poder visitar las estancias tal y cómo estaban decoradas durante la vida de Mozart, también se pueden ver alguno de los instrumentos que pertenecieron a Amadeus Mozart. 

Casa de Mozart, con algunos de sus instrumentos

  • Museo de Salzburgo. Y de una vivienda convertida en museo nos dirigiéremos a otro espacio cultural, en este caso el Museo de Salzburgo, el considerado más importante de la ciudad. Está a tan solo 400 metros de distancia, por lo que podremos llegar hasta él cómodamente a pie. Aquí podremos conocer de la forma más amena la historia de la ciudad, ya que las exposiciones se combinan con material audiovisual para ilustrar la visita a los turistas.
  • Fortaleza de Hohensalzburg. Volveremos por el sureste de la ciudad rodeando su casco antiguo, o perdiéndonos entre sus calles. Será un buen momento para hacer un alto en la visita y coger fuerzas degustando alguno de los platos principales de su gastronomía en uno de los numerosos restaurantes del centro de Salzburgo. A continuación subiremos a conocer una de las joyas de su patrimonio: la Fortaleza de Hohensalzburg. Fue levantada a finales del siglo XI, y a pesar de su larga trayectoria, es considerada la construcción fortificada mejor conservada del continente europeo. Es todo un símbolo para la ciudad y en su interior podemos visitar sus estancias y un museo dedicado a instrumentos de tortura de la Edad Media. 

Castillo de Hohensalzburg

  • Palacio de Hellbrunn. A principios del siglo XVII se construyó uno de los palacios más hermosos que podemos visitar cerca de Salzburgo, aunque para ello debemos desplazarnos 10 kilómetros del casco antiguo de la ciudad. El paraje natural que rodea a esta hermosa construcción es tan bello como el interior del palacio; una vivienda que se levantó para el príncipe Markus Sittikus en sus visitas estivales a la población austriaca. Ideal para terminar la jornada de nuestro recorrido por Salzburgo.