La acidez provocada en ocasiones por las hernias del hiato o por la propia gastritis también puede combatirse con las hojas de salvia, así como las intoxicaciones causadas por los alimentos.

Algunas recetas caseras a base de salvia permitirán mantener al organismo equilibrado y en armonía con la naturaleza. Por ejemplo, para la acidez, se recomienda tomar tres tazas al día de una infusión preparada con 15 gramos de hojas secas de la planta por cada litro de agua.

Cabe mencionar que ninguno de estos tratamientos,  ni de otros a base de la salvia, y que se realizan a lo interno del organismo, son recomendables para mujeres embarazadas o que estén amamantando, puesto que la planta tiende a secar los senos y evitar la salida de leche materna.

Para los problemas gástricos e intestinales son muchas las maneras de obtener los beneficios de la salvia, sin embargo, es ingiriéndola junto a otros alimentos, en una dieta casi diaria, donde se previenen mejor las enfermedades, al decir de muchos especialistas. Puede agregarse a ensaladas, salsas, sopas, u otro platillo que requiera de las bondades aromáticas de ella.

Infusión de salvia, muy útil para problemas de estómago

También el mezclar a partes iguales salvia, menta, melisa y poleo resulta un remedio digestivo eficaz. Se debe verter en una jarra con agua hirviendo el contenido de una cuchara al ras por cada taza. Luego se deja reposar durante ocho minutos y, posteriormente, se procede a colarlo. Pueden  tomarse hasta tres tazas por día después de las comidas.

Otra receta para luego de las comidas resulta una infusión de salvia solamente, que mejora grandiosamente la digestión. Se vacía una cucharada de la planta triturada en una taza de agua hirviendo. La infusión puede dejarse hervir por alrededor de quince minutos, y se bebe de la manera más caliente posible.

Por otra parte, hervir durante aproximadamente cinco minutos una taza que contenga una cucharada de manzanilla junto a tres hojas de salvia fresca es muy bueno para los malestares estomacales. Luego de una comida abundante, habiendo tapado y refrescado la infusión, el resultado es magnífico.

Con estas recetas no solamente estaremos beneficiando el estómago y los intestinos, sino todo el organismo, que consumirá sin dudas una medicina natural.