Entre los riesgos que se corren en las ciudades encontramos la calidad del agua, la contaminación, el medio ambiente, violencia, stress, entre otras. Consecuentemente vida apurada, mala alimentación, inactividad física, consumo de alcohol y riesgo de epidemias.

Para el 7 de abril, Día Mundial de la Salud, se planteó este tema en el año 2010 y desde entonces ha ocupado un lugar de discusión importante en el marco de la OMS. Esta organización ha utilizado las redes sociales como Facebook y YouTube a fin de difundir esta situación y publicar testimonios en distintos lugares del planeta.

Iniciativa para las zonas urbanas

Exposición en Shanghai, publicación de un informe de ONU y OMS sobre urbanización y salud, Foro Mundial en Japón con exposición de conclusiones, actividad infantil en México, mensajes de texto sobre salud en todos los teléfonos móviles de Somalia entre otras. Todos los 7 de abril se produce un gran despliegue de actividades a nivel mundial recordando el Día Mundial de la Salud.

Organizaciones como la OMS o la ONU han iniciado campañas para mejorar la situación en las grandes ciudades del planeta

Estrategias para cambiar la situación de las grandes ciudades

La velocidad con la que crecen las ciudades supera la capacidad de los gobiernos de construir infraestructura para atender adecuadamente estas necesidades y dar respuestas saludables y de calidad a las personas que inmigraron.

Por eso es necesario promover una buena planificación urbana que prevea la posibilidad de las migraciones y planifique el servicio de salud y evacuación en caso de desastre. No es caprichoso este pedido de planificación ya que el crecimiento medio se calcula en unas 165.000 personas por día y si a eso se agrega que los accidentes de tránsito son la mayor causa de defunción de peatones, ciclistas y motociclistas, sin olvidar que la contaminación del aire causa anualmente unos 1,2 millones de defunciones en el mundo como desencadenante de enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Por ciudades cuidadas que eviten el hacinamiento, que propicie el transporte ecológico evitando una importante contaminación y aliente a tener una vida saludable es que se necesita gestionar estrategias de planificación urbana.