Empecemos diciendo que, todos podemos estar al cuidado de la próstata porque no es necesario de ningún régimen especial, ya que en sí su cuidado es uno básico o más bien, de estilo de vida. Lo que daña la salud de la próstata podemos decir que es:

  • No mantenerse bien hidratado y tomar poca agua
  • Comer en exceso alimentos grasos y fritos
  • Comer en exceso alimentos ricos en sales
  • Comer carne en exceso, sobre todo procesada
  • Exceso de alimentos de pan, sobre todo con harinas refinadas
  • Fumar en exceso
  • Hacer abuso del alcohol
  • Retener o aguantar la orina
  • Vivir una vida sedentaria y sin ningún tipo de ejercicio
  • Padecer obesidad crónica

Si podemos encontrar que vivimos con la mitad de estos hábitos lo más probable es que la salud de la próstata se vea minada por ello, ya que todas ellas favorecen la aparición de cáncer y no sólo eso, sino que en sí son malos hábitos de vida y alimentación que seguro veremos sobre la salud en general.

Podemos decir que para resguardar la salud de la próstata debemos entonces:

  • Tomar mucha agua y comer caldos (el té verde ayuda a prevenir el cáncer)
  • Llevar una dieta balanceada, con abundancia de frutas y verduras
  • Evitar comer en exceso alimentos ricos en sales como salamis y jamones
  • Evitar comer carne en exceso, sobre todo procesadas como salchichas
  • Cuidar o reducir al mínimo el consumo de harinas procesadas
  • Evitar fumar, sobre todo en exceso
  • Evitar el abuso del alcohol
  • Realizar ejercicio tres veces a la semana
  • Mantener el peso ideal conforme a la edad

La salud del hombre hoy más que nunca es de nuestra especial preocupación ya que abundan los malos hábitos tanto alimenticios como físicos que pueden estar favoreciendo la aparición de cáncer.

La próstata es sin embargo como podemos ver fácil de cuidar pero se necesita de constancia y disciplina para prevenir cualquier tipo de enfermedad en esta zona, no sólo el cáncer. Una vida más sana es la clave para mantener una salud envidiable.