Los itinerarios que puedes hacer por este país europeo oriental dependerán de la cantidad de días o semanas que tengas disponibles para recorrerlo. A continuación te proponemos las mejores rutas por Hungría:

  • La Hungría Esencial: Si dispones de, al menos, 10 días para viajar a través del país, será suficiente para poder conocer la rica historia cultural húngara y disfrutar de sus hermosos paisajes. Partiendo desde Budapest, debes ir hacia el norte del país, a la zona llamada “Curva del Danubio”. Las ciudades de Szentendre, Visegrád y Esztergom son ideales para hacer excursiones desde la capital o para pasar al menos un día en ellas. La ruta sigue hacia Sopron, la más bella ciudad medieval de Hungría, que se encuentra muy cerca de Austria. Luego puedes viajar hacia el sur, pasando por la zona del lago Balaton y así recargar tus baterías en la encantadora Keszthely y su vecina Hévíz, que tiene baños termales. Más al sur se encuentran Pécs, una ciudad “mediterránea”, y Mohács, un sitio histórico donde el Imperio Otomano derrotó a los húngaros en el siglo XVI. Hacia el este encontrarás la ciudad universitaria de Szeged y también Kecskemét, famosa por sus edificios Art Nouveau y sus damascos. Yendo hacia el norte llegarás a Eger, una hermosa ciudad de colinas y bellas vistas, para luego retornar a Budapest.

Sopron es una ciudad mediaval que podemos ver al norte de Budapest

  • Ruta Hacia el Oeste: Con punto de partida en Budapest, en una semana podrás recorrer 690 kilómetros hacia el oeste del país, donde disfrutarás de castillos, iglesias, palacios, aguas termales, colinas y el lago más grande del país (lago Balaton). Comenzando por las ya mencionadas ciudades de la Curva del Danubio, al norte de la capital, puedes seguir hacia el oeste hacia Györ, una ciudad industrial con corazón medieval. Desde allí, yendo hacia el sur, encontrarás Pannonhalma, cuya abadía es reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Luego de pasar por Veszprém, la llamada “ciudad de las reinas”, podrás tomar el camino que circunda el lago Balaton y visitar los pueblos de Balatonfüred, Tihany y Badacsony. Después, hacia el sur se encuentra Pécs, y hacia el norte puedes volver a Budapest, pero antes puedes visitar Szekszárd para probar sus vinos y la folklórica región de Sárköz.

Histórica librería en la abadía de Pannonhalma, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

  • Itinerario Sobre las Colinas: Las tierras del norte de Hungría tienen paisajes hermosos. Su belleza se mezcla entre sus espectaculares colinas y sus tradicionales pueblos. Si haces esta ruta, debes prepararte para los altibajos del camino. Iniciando el camino en Budapest, debes partir hacia el norte, donde encontrarás Vác, un atractivo pueblo de la Curva del Danubio, así como también Balassagyarmat, la capital de la tradicional región de Palóc. Hacia el sudeste, atravesando las Colinas Cserhát, se encuentra Hollókő, un museo-pueblo de arte folklórico. Hacia el este pasarás por las Colinas Mátra para llegar a Gyöngyös, donde comenzarás la parte más desafiante del viaje, pasando por Kékestető, el punto más alto de Hungría. La encantadora Eger espera al final del camino, y luego Miskolc y Tokaj. Continúa en dirección sudeste hacia Nyírbátor y después a Debrecen, la segunda ciudad más grande del país. Si deseas conocer la Gran Llanura de Hungría, puedes visitar el Parque Nacional Hortobágy antes de volver a Budapest.

El Parque Natural de Hortobágy lo encontramos recorriendo las colinas más altas de Hungría

Estas son sólo algunas sugerencias para recorrer los principales atractivos y paisajes que ofrece Hungría. Evidentemente, puedes organizar tu propio recorrido fuera de estas rutas, aunque si cuentas con pocos días, te recomendamos que optes por una de ellas para así ahorrar grandes desplazamientos entre un lugar y otro, pues lógicamente lo ideal es pasar más tiempo visitando los espacios más turísticos de Hungría que recorriendo sus carreteras en coche u otro medio de transporte.