A veces se acierta y otras no en la escogencia de la ropa para el trabajo y por eso hay que tomar en cuenta ciertas normas que permitirán que no solamente causes una buena impresión, sino también que te sientas bien contigo mismo(a).

En primer lugar, hay que tener en cuenta que vestirse para la oficina no es lo mismo que para un coctel o una salida casual. No. Vestir para el trabajo depende de la naturaleza de este y la ocasión, ya que no todos los días tendrás una reunión o una comida negocios. Para cada ocasión debe utilizarse una vestimenta en específico.

Cómo pueden vestirse las mujeres para el trabajo

La vestimenta de las mujeres en el ámbito laboral tiene que cumplir con una armonía adecuada, es decir, que hay que seleccionar la ropa apropiada según el tipo de cuerpo y la personalidad.

Con su ropa la mujer debe transmitir confianza, seguridad y que es una profesional, por lo que es contraproducente que se utilicen piezas provocativas, transparentes, con estampados llamativos y escotes pronunciados.

Las mujeres deben contar con piezas como faldas (ni tan cortas, ni tan largas), pantalones de vestir (pero que no estén muy pegados al cuerpo, ni que muestre su ropa interior), blusas, sacos, algún que otro vestido (pero nada estrambótico o exagerado).

También se recomienda que la ropa tenga un buen corte, que esté hecha la medida y con telas de moda y de buena calidad.

Los zapatos tienen que estar acordes al sitio de trabajo, o sea, no puede utilizar tacones en un taller o una fábrica.

Con respecto al maquillaje, asegúrese de no exagerar. También debe tener en cuenta la ocasión y los tonos que le van bien según el color de su piel.

Y lo mismo ocurre con los accesorios, estos no deben ser muy llamativos, ni que sean un estorbo a la hora de realizar una labor.

Ropa para hombres en el trabajo

La ropa de trabajo de los hombres (de aquel que labora en una oficina) debe ser sobria y elegante, que transmita que es una persona seria, capaz de cumplir con sus responsabilidades y confiable.

El hombre debe optar por prendas funcionales que le permitan generar una buena impresión en las reuniones, pero también que lo haga sentirse cómodo.

Entre las piezas de ropa que debería poseer un hombre para usar en el trabajo están: pantalones de vestir ajustados a su medida, camisas elegantes (evitar estampados exagerados o colores vibrantes), chaquetas, saco, corbatas y al menos un traje. Para un look más casual puede usar jeans con camisas de vestir.

En cuanto a los zapatos, evite utilizar los que usa para hacer deportes. Hoy en día hay una amplia gama de calzado que le servirá para su trabajo.

Ahora, sobre el peinado, asegúrese de que su cabello luzca ordenado y no exagere con los productos para mantenerlo en su lugar. Y en el caso de la barba o bigote, este debe estar afeitado a la perfección, sin lucir descuidado.

Para la entrevista de trabajo

Cuando se está en la búsqueda de empleo, la entrevista de trabajo es uno de los momentos más importantes y por ello, es esencial que la vestimenta que utilice para esta sea apropiada.

Tiene que tener en mente que la entrevista de trabajo es una situación formal, por lo que hay que utilizar ropa acorde a ella.

Por eso se sugiere lo siguiente:

  • Utilice colores como el azul marino, gris o negro.
  • Utilice traje (hombres) y vestidos, pantalones y faldas (mujeres).
  • No use tonos vistosos o estampados que puedan distraer al entrevistador.
  • Evite escotes pronunciados, minifaldas y transparencias.
  • Evite exceso de accesorios.
  • No utilice peinados recargados. Mientras más sencilla mejor.
  • Evite ponerse mucho perfume, puede ser incómodo para quien lo entreviste.