Sabemos que el invento surge desde China, donde el doctor Hom Lik lo patenta en 2003 y ha sido en este último año cuando ha alcanzado su máxima popularidad. Se estima que 7 millones de personas en el mundo ya lo usan.  De la noche a la mañana se dejo de fumar para vapear y se pensaba que se tenía el éxito asegurado debido a su coste más económico, sus diferentes y llamativos sabores y sus supuestos componentes menos dañinos. Los cigarrillos electrónicos funcionan a través de un líquido que se calienta con un resistencia generando un vapor que se aspira.de

Pese a la crítica que se ha levantado no podemos negar que su popularidad ha sido capaz de  tirar el castillo de naipes que estaba construyendo las políticas antitabaco. En este sentido ha frenado la buena línea que se estaba consiguiendo en campañas contra la nicotina. Desde la Organización Mundial de la Salud se afirma que el cigarrillo electrónico no es aconsejable ya que posee efectos secundarios inminentes.

El cigarrillo electrónico también presenta riesgos importantes para nuestra salud

Según los expertos no son pocos los efectos, a corto y largo plazo, que producen a corto plazo el cigarro electrónico tanto por las sustancias que se inhalan como por la propia acción de vapear. Uno de los principales problemas que se plantean es su buena regularización ya que no son iguales todos los niveles de recarga todavía junto con la mejora de los controles de calidad.

Por otro lado aunque estamos en un terreno aún muy virgen ya habido casos con problemas de resistencia, dificultad al paso del aire y signos de irritación a consumidores del cigarrillo electrónico producido por la acción de vapear sobre todo muy perjudicial en enfermos de asma. Tampoco es conocida todavía los efectos que pueden causar al fumador pasivo pero estudios recientes han podido comprobar que el vapor que se produce al vapear  se puede quedar en el ambiente ya sea por el vapor o a través del cuerpo de la persona que fuma.

Por desgracia, debido a la aparición del tabaco electrónico muchas personas que en su momento dejaron el tabaco, han vuelto al tabaquismo, por lo tanto no ha resultado una alternativa efectiva para dejar de fumar, que es el objetivo que todos los fumadores deberían tener por el bien de su salud.