Sin embargo, algunos repelentes contienen fórmulas químicas que pueden causar reacciones alérgicas en el organismo, o problemas respiratorios, de modo que te presentamos algunos repelentes caseros con productos naturales para protegerte de estos animales.

Clavo de olor

Es uno de los repelentes más eficaces y su preparación es bastante sencilla. Debemos hacer una infusión con clavos de olor, mezclado con alcohol y aceite para bebé, a fin de que no reseque la piel. La medida será un litro de infusión con 30 clavos de olor, uno de alcohol, y 100 centímetros cúbicos de aceite para bebés. Cuando el repelente esté listo, se aplica sobre la piel, especialmente en las zonas más expuestas a picaduras.

Eucalipto

Esta hierba es de un olor bastante especial, de modo que es un repelente muy agradable al olfato, que además nos ayudará a mejorar la respiración. En un litro de agua, se agregan 250 gramos de hojas de eucalipto, y se colocarán a hervir durante 45 minutos.  Este repelente está diseñado para espacios abiertos, así que podemos aplicarla en algunas zonas de la casa, como en los marcos de las puertas y de las ventanas.

Manzanilla

El repelente de manzanilla, también es ideal para aplicarlo sobre la piel. Debemos preparar una infusión de manzanilla que quede concentrada, y agregar un poco de alcohol. La dejamos enfriar y ya estará lista para ser utilizada.

Albahaca

Más que un repelente líquido, colocar una planta de albahaca dentro de varios lugares de nuestra casa, como en las habitaciones, baño o sala, ya que esta planta es un repelente natural de mosquitos, de allí que se utilice en jardinería como cerco natural para impedir que estos animales dañen las plantas.

Citronela            

Esta planta también posee un olor ideal para repeler a los insectos. Podríamos preparar una infusión con citronela, sembrarla en nuestro jardín o comprar el aceite de la planta y aplicarlo sobre la piel.

Aceite y alcohol

Si no disponemos de ninguna de estas plantas, será suficiente con combinar aceite de limón, almendras, ricino, canela, eucalipto, o cualquier otra planta, con un poco de alcohol. Debes elegir al menos dos aceites, para que el repelente sea concentrado, agregar el alcohol y ya estará listo para aplicarlo sobre la piel. Procura que no tenga contacto con el sol, para que no pierda sus propiedades.