Pero bueno, no enfermarnos es imposible, así que es mucho mejor concentrarnos en encontrar remedios naturales que nos ayuden a prevenir la gripe, combatirla y superarla en estos climas locos que tan propensos a las enfermedades nos pueden poner.

Modos naturales de combatir el resfriado y la gripe común

  • Vitamina C: este es el primer remedio que todos nos recomiendan, y quizá por ello lo descuidamos tanto, pero la vitamina C nos ayuda a mantener el sistema inmunológico fuerte y sin propensión a las recaídas. La podemos tomar en jugo de naranja, en licuados de fresa o papaya, así como en frutas y verduras como el kiwi, el tomate, la guayaba y las colecitas de Bruselas entre otros.
  • Infusiones diversas: menta, jengibre, eucalipto, manzanilla, todos son buenas para hacer más ligera la carga de padecer resfriado o gripe común. La manzanilla es un analgésico que mata bacterias e infusiones como menta y jengibre y ayuda mucho a la respiración, no dudemos en tomar abundancia de infusiones calientes.

Infusiones calientes son muy buenas para el constipado o la gripe

  • Jengibre como analgésico natural: a muchos les pica al tomarlo en infusión pero con un poco de miel se puede tornar más ligero, es también un antibacterial que puede matar a la perfección los gérmenes de la gripe y el resfriado. Además entre los beneficios del jengibre encontramos que sirve también para despejar las fosas nasales por su intenso sabor.
  • Sopas calientes: aunque no se trate del clásico caldito de pollo para la gripe, tomar sopas ayuda mucho a curarnos pues los líquidos calientes sirven para descongestionar las vías respiratorias y para darnos una sensación de tranquilidad y sanación.

Pero sobre todo, el remedio natural más importante y que más ayuda a estas enfermedades no se puede comprar en la farmacia, es gratuito y está en tus manos, y este es el descanso. Por más infusiones y remedios que tomes, si no te guardas un día para descasar y reposar, lo más probable es que pases varios días enfermo y esparzas por la oficina o lugar de trabajo gérmenes, por lo que es más recomendable tomarse el día a propagar la enfermedad y empeorarla.