A continuación te damos la lista de remedios naturales que puedes usar para aliviar y curar las quemaduras de sol, unos ingredientes que te ayudarán con tu recuperación:

  • Aloe vera: Este gel tiene un efecto positivo sobre la piel pues la restaura incluso cuando se trata de cicatrices y heridas, por ello es importante en tratamientos contra el acné pero también contra las quemaduras de sol.  Para poder curar quemaduras se puede usar el gel del aloe vera (su pulpa) como una pomada, aplicándolo sobre la piel y esparciéndolo para reducir las molestias por su frescura y sus beneficios.
  • Manzanilla: La manzanilla en té, infusión o como plasta es también reparadora de la piel, y además relaja tanto como disminuye la inflamación. Para hacer uso de la manzanilla sobre quemaduras de la piel basta con aplicar un té fuerte de manzanilla sobre la zona quemada a manera de baño, eso sí con agua templada, ni muy fría ni caliente o tibia sino al tiempo, un poco apenas fría; y además como ya dijimos, con plastas de estas flores elaborada con un poco de agua (un poco fría) y flores de manzanilla molidas.
  • Patatas: Tienen un efecto positivo sobre las quemaduras las papas y si estas están frías son aún mejores (eso sí, no muy heladas). Para poder usarlas contra las quemaduras basta con hacer un puré de papas crudas, con el agua que suelten bastará para que se pueda hacer dicho puré, y este colocarlo sobre la piel y esperar a que haga su efecto. Se puede aplicar varias veces al día para que surja el efecto.
  • Leche: La leche actúa como un calmante a los dolores de las quemaduras de sol, pero la leche entera. Usa leche fría para calmar los dolores llenando un trapo o paño de leche y colocándolo sobre la piel; la limpieza es importante que la realicemos después de unos 10 minutos con los paños puestos, y siempre con agua fría.

Clara de huevo, baños con agua fría y mantenerse hidratados son consejos a seguir también, así como un importante proceso de cuidado tras la quemadura usando protector solar y protegiéndonos de no tomar más sol para un correcto alivio de la piel lastimada. Recuerda que es mejor prevenir estas quemaduras que curarlas, así que no escatimes con el protector solar y recuerda no pasar demasiadas horas al sol al día.