Limpiar bien la casa

Las pulgas son realmente irritantes: colocan sus huevos en cualquier parte y eso significa que una limpieza a fondo de carpetas, cortinas, camas, sábanas, plantas y pisos de madera es indispensable para erradicarlas de la casa. Todo lo que entra en el lavarropas, pues al lavarropas…varias veces al mes. Y para los pisos, la aspiradora…cuantas veces sea posible. Recuerda deshacerte rápidamente de la bolsa una vez que terminas. Mantener los pisos de la casa lo más despejados posibles robará a las pulgas de lugares donde esconderse.

La limpieza del hogar es esencial para colaborar a erradicar las pulgas, algo que debemos hacer incluso en los rincones más escondidos de la casa

Recuerden que la palabra ‘natural’ no necesariamente implica ‘seguro’. El conocimiento popular tiene mucha sabiduría para compartir…y muchos consejos sin fundamento. Se aconseja, por ejemplo, usar derivados de cítricos, té de corteza de papel (Melaleuca alternifolia) y aceite de poleo para tratar naturalmente las pulgas en los gatos. Todos estos productos, sin embargo, son tóxicos para los gatos.

De hecho, todo lo que sea un aceite esencial es potencialmente peligroso para nuestros tigres de bolsillo. Y es un efecto acumulativo, por lo que puede no pasar nada la primera, segunda o incluso hasta la quinta aplicación, pero un día el gato comienza a caminar mal, a vomitar o a tener terrible diarrea: intoxicación por acumulación de toxinas en el cuerpo.

Báñalos todas las semanas

Bañar a los perros todas las semanas puede acarrear problemas, pero baños semanales cuando hay una infección de pulgas es sin lugar a dudas el mal menor. Eso sí: a no usar champú. Un jabón blanco será suficiente para dejar al perro impecable y con un pelaje limpio que simplemente será la ruina de las pulgas. Un champú tiene químicos que pueden afectar la piel y el pelaje del perro si lo usamos muy a menudo; un jabón neutral matará a un buen porcentaje de las pulgas adultas y eliminará todos sus huevos.

Bañar los animales de casa todas las semanas será bueno para ayudar a eliminar las pulgas que portan

Cómprales la mejor comida que puedas

Todas las especies vivas son el resultado de millones de años de convivencia con el ambiente y con otros seres vivos. Así, perros (o lobos, quizás) y gatos han convivido con las pulgas durante mucho tiempo, y por tanto no resulta sorprendente que tengan defensas contra ellas. Un animal bien alimentado tendrá un sistema inmunológico funcionando de manera óptima: y eso se traduce en un efectivo control de plagas natural.

Ajo y levadura

El ajo ha sido aconsejado durante muchos años para tratar las pulgas, y solo podemos estimar la cantidad de perros y gatos que han muerto intoxicados en el anonimato. Lo ideal es enfocarnos en la levadura, colocando una cucharadita (grande para perros de más de 22 kg) de levadura sin procesar (nutricional)  en la comida (repartido en las raciones diarias).

Es importante vigilar a nuestros perros y gatos durante el tratamiento, ya que algunos individuos pueden ser alérgicos. Animales alérgicos presentarán un sarpullido en la piel. Si esto ocurre, interrumpir inmediatamente el tratamiento.

Con estos trucos, tus perros y gatos se verán libres de pulgas sin la necesidad de gastar fortunas en agresivos químicos. Recuerda que también es importante prevenir la aparición de pulgas antes incluso que erradicarlas, pues siempre es más sencillo evitar que aparezcan que luego lograr que desaparezcan por completo.