Infusión de hierbas

Es uno de los remedios más efectivos. Se trata de preparar una infusión de hierbas, pueden ser las que tengamos a mano, pero preferiblemente debemos agregar laurel, savia y canela, que deberán colocarse en una taza de agua y dejar alcanzar cierto grado de cocción entre cinco y diez minutos.

Recuerda que la nariz también está conectada a la garganta, de modo que ingerir esta bebida caliente será de gran ayuda para desinflamar las membranas del interior de la nariz, además, no solo podemos ingerirla, sino aspirar un poco de su olor.

Vapor de agua

Si no tienes hierbas en casa como para hacer una infusión, falta con colocar en un recipiente un poco de agua, y poner a calentar hasta que comience a salir vapor. Este deberá ser inhalado y contribuirá de forma positiva a despejar nuestras vías respiratorias.

Para hacer la inhalación podemos usar una especie de máscara o toalla, de modo que el calor no llegue directamente a nuestro rostro.

Vinagre y miel

En caso de que no funcione alguno de los remedios anteriores, o busquemos un remedio más potente, debemos agregar en un vaso, dos cucharadas de vinagre de manzana y dos de miel, con un poco de agua, luego se deja reposar por unos tres minutos, para ingerirla inmediatamente. Esto puede hacerse tres veces al día durante una semana.

Recuerda que entre las propiedades de la miel se mencionan su alto efecto desinflamatorio, lo que hace que sea un ingrediente de un gran número de jarabes y medicamentos para combatir los problemas respiratorios.

Solución irrigadora

También puedes aplicar en tu nariz algunas gotas de solución irrigadora. Esta podemos prepararla con agua y sal marina, o utilizar alguna solución fisiológica que hayamos comprado en la farmacia. El líquido hará una especie de lavado en el interior de la nariz y así podrás respirar cómodamente.

No olvides que la posición al dormir también puede hacer que tu nariz se despeje, así que adopta una posición de medio lado, además de otras iniciativas como tomar abundante agua, mantener la limpieza y frescura en la cama, y usar humidificadores, en caso de ser necesario.