• Té de albahaca: con hojas frescas o secas realizamos un té que se debe tomar cuanto las náuseas lleguen, con un puñado de hojas basta para crear esta infusión. Esto será beneficioso por las propiedades digestivas de la albahaca que ayudarán a aliviar las náuseas.
  • Agua con gotas de limón: es un remedio muy sencillo ya que podemos realizarlo de antemano si sabemos que las náuseas llegan a determinada hora del día. Agrega el jugo de un limón a una taza de agua fresca y tómala poco a poco.
  • Té de canela: unas cuantas virutas de canela bastarán para hervirlas por unos 3 minutos y el resultado será un té algo rojizo que debemos tomar sin azúcar para reducir las náuseas.
  • Galletitas saladas: es un secreto de embarazadas pero funciona. Traer un paquetito de galletas saladas en la cartera o bolsa es muy fácil y nos ayudará a estar prevenidos contra las náuseas en cualquier lugar.
  • Té de jengibre: unas cuantas rodajas de jengibre se hierven hasta que salga el olor de esta raíz para elaborar un té. Se toma frío o caliente pero ten en cuenta que es una raíz picante que puede ser fuerte al paladar.
  • Infusión de clavos de olor: otra infusión que puede ser picante es la de los clavos de olor, con unos tres o cuatro que agregamos a una taza de agua hirviendo tendremos para un té contra las náuseas.
  • Infusión de nuez moscada: también picante pero efectivo, la nuez moscada en polvo se agrega en una tacita de agua hervida, se deja reposar por unos minutos y se toma sin azúcar.

Remedios para las náuseas en el embarazo

Durante el embarazo podemos usar estos remedios naturales porque como bien sabemos no  podemos tomar ningún medicamento que pueda afectar al bebé, y estos remedios son totalmente inofensivos y vaya que sirven para controlar las náuseas durante el embarazo que son tan comunes durante los meses de gestación. En cualquier caso para ingerir cualquier planta medicinal te aconsejamos siempre la consulta con tu médico, pues en algunos casos podría tener efectos negativos o algún riesgo para el futuro bebé.

Aunque te recomendamos visitar a tu médico si las náuseas se vuelven regulares, ya que pueden estar indicando que nuestro cuerpo está sufriendo de alguna enfermedad que debemos detectar o prevenir.