Y seguro has llegado hasta este artículo buscando un remedio real, algo que sí sirva y sí te ayude a eliminar por completo las náuseas para poder volver a tu vida normal, para poder vivir tu embarazo y gozarlo, no sufrirlo.

Mejores remedios para las nauseas

Son varios los remedios que han demostrado por años ser de ayuda a muchas mujeres para combatir las náuseas durante el embarazo, entre ellos podemos encontrar los siguientes:

  • Jengibre: puedes tomarlo en té o cristalizado.
  • Limón: el agua con limón ayuda a combatir las náuseas, así como tomar los alimentos acompañados de limonadas o limón sobre ensaladas. Es tan beneficioso que recomendamos tomar agua con limón por las mañanas a cualquiera, no sólo para las mujeres embarazadas.
  • Galletas saladas: son útiles para contar con ellas dentro de la bolsa y así remediar las náuseas en cualquier lugar.
  • Agua mineral: tomarla por la mañana o al presentarse las náuseas ayuda a combatirlas de forma rápida y efectiva. Además ayuda a controlar la acidez y el ardor estomacal.
  • Soda ginger ale: combina el agua mineral y el jengibre, por lo que es un combo contra las náuseas que alivia bastante, eso sí, hay que tener control sobre la cantidad de azúcar que contiene.

La prevención es lo mejor contra la nauseas

Pero muchas mujeres revelan que las náuseas se les desatan por diversos factores que podemos evitar más que buscar una solución para cuando nos sentimos mal, y por ello es recomendable evitar lo que desencadena las náuseas como :

  • Olores fuertes: evita comer alimentos con olores muy fuertes como el pescado o las coles. Pero si deseas compensar esos mismos alimentos, procura que sea en tibio o helado, ya que la comida caliente emana más olores.
  • Comidas pesadas: cambia las tres comidas diarias por varias pequeñas, y así podrás evitar las náuseas causadas por comer mucho o por los alimentos que son difíciles de digerir. Procura que sean comidas ligeras como ensaladas, sándwiches o sopas.
  • Grasas: mejor evita todo lo frito, lo que se prepare con mucha grasa y lo que contenga un elevado porcentaje de grasas saturadas.
  • Hambre: mantente bien alimentada con comidas ligeras pero evita pasar hambre que además te genere cansancio, ya que esto puede desatar las náuseas aun cuando jamás las hayas experimentado.

Con estos consejos seguro te libras de la náuseas en el embarazo, pero si estas se presentan de forma excesiva o que te sean extrañas, acude a tu médico para una evaluación.