Existen varios productos en el mercado que se emplean para tal problema, y si bien es cierto cada caso es diferente, muchos de estos pese a funcionar mantienen precios muy elevados que hacen difícil mantenernos en un tratamiento. Veamos entonces cinco formas económicas de desmanchar las axilas, y vayamos diciendo de nuevo hola a esas prendas sin mangas que hemos dejado de usar por este problema.

Limón

Por su efecto aclarante el limón es uno de los remedios caseros más conocidos y es muy económico también. Basta con aplicarlo dos veces al día diariamente 10 o 15 minutos y retirarlo. Pero jamás se debe salir al sol con limón en las axilas porque contrario a lo que deseamos, las oscurece.

Aceite de coco

Es bueno para aclarar y retirar las células muertas que pueden estar causando la pigmentación irregular en las axilas. Se puede hacer tipo exfoliación con azúcar y el aceite o como hidratante con solamente el aceite de coco, ambas funcionan bien y se deben usar tres veces por semana y evitar también el sol.

Bicarbonato

El bicarbonato por sí solo ayuda, pero hacer una plasta con limón y bicarbonato o aceite de coco y bicarbonato también beneficia mucho; esta plasta se debe aplicar como exfoliante sobre la axila y dejar reposar por unos minutos, el efecto aclarante se dejará ver en unas semanas o meses, dependiendo de qué tan manchada esté la zona.

Patata

El zumo de patata también ayuda mucho, basta con rayar una papa y extraer el jugo que naturalmente sale de esta, para después esparcirlo por la zona afectada y dejar reposar. También se recomienda usar un hidratante como el aceite de coco para evitar la sequedad de las axilas que el jugo de papa pueda generar.

Yogurt

Y por último pero no menos económico ni importante está el yogurt natural, que se aplica igual que el limón y el aceite, pero en este caso tomar el sol no mancha, pero seguro es incómodo salir a la calle con yogurt bajo la axila, así que no dejemos de retirarlo; con tres veces a la semana basta.