• Aceite de oliva: Es uno de los productos naturales más utilizados para combatir la resequedad en los labios. El aceite tiene un gran poder de hidratación de la piel, y puede combinarse con otros componentes como el azúcar o el aguacate. Solo bastará con aplicar unas cuantas gotas sobre los labios durante varios días, para comenzar a observar los resultados.
  • Manteca de cacao: La manteca de cacao es muy rica en vitaminas, contiene vitaminas A, D, E y F, que permiten la regeneración celular, por lo que es muy utilizada en la industria cosmética. Este producto podemos encontrarlo en farmacias y se aplica como una especie de labial. La hidratación se producirá de forma progresiva desde las capas más superficiales de la piel, hasta las más profundas.
  • Aloe Vera: Es muy conocido el potente efecto de aloe vera para la nueva formación de tejidos, de modo que solo bastará con untar sobre los labios un poco de pulpa de aloe de forma constante, y aprovechar este maravilloso producto natural para hidratar nuestros labios y prevenir que se agrieten. Una de las principales aplicaciones de la aloe vera es para el cuidado de la piel, de ahí que también resulte muy eficaz para mejorar el estado de nuestros labios.
  • Pepino: Probablemente has oído hablar del uso del pepino para refrescar, descongestionar y eliminar bolsas en la zona de los ojos. Ciertamente, el pepino posee todas estas propiedades, que podemos aprovechar también en nuestros labios. El tratamiento es muy similar al de los ojos, debemos frotar un pequeño trozo de pepino sobre los labios durante dos o tres veces al día.
  • Miel: Todos conocemos los poderes curativos que posee la miel para nuestro organismo, pero también para nuestra piel, ya que no solo contribuirá a la hidratación de nuestros labios, sino que también entre las propiedades de la miel encontramos aplicaciones medicinales con fines antisépticos.

El tratamiento implica la colocación de una pequeña capa de miel sobre los labios, que deberemos dejar actuar durante unos 20 minutos, y luego retirar con agua tibia. Si lo deseamos, se puede aplicar un poco de vaselina, para que los labios queden más suaves.

Recuerda que el sol no es el único agente que causa resequedad en los labios, ya que también puede hacerlo el frío, de modo que puedes tomar previsiones para cuidarlos antes de salir de casa. Recuerda no exponerte al sol durante muchas horas y mantener tus labios libres de gérmenes e hidratados.