El 26% de la población mundial se ve afectada por el insomnio, o lo que es lo mismo, un cuarto de las personas en el mundo tardan más de una hora en lograr dormir, no logran conciliar el sueño si se despiertan a media noche o de madrugada o atrozmente no logran dormir más de unas cuantas horas. Afortunadamente se puede tratar el insomnio con remedios naturales que te detallamos a continuación:

  • Un vaso de leche tibia: es el clásico remedio de la abuelita que funciona gracias a la hormona melatonina ya que hace que la leche sea un remedio natural que se ha usado por años, pues realmente ayuda a dormir. Además si la tomamos tibia nos relaja y nos hace más fácil el sueño.
  • Infusiones sedantes: la valeriana, la pasiflora, la melisa o la lavanda son conocidas por sus propiedades sedantes, si tienes problemas para dormir toma una infusión o tecito de alguna de estas flores y verás cómo Morfeo te recibe en sus brazos en un santiamén.
  • Cena ensaladas de lechuga: entre las propiedades de la lechuga en todos sus tipos destaca que tiene un afecto de sedante leve, por lo que es una buena técnica el procurar cenas ligeras con abundante lechuga para dormir como bebé. Evita también los alimentos pesados o grasosos pues estos entorpecen el proceso de sueño.
  • Evita la cafeína: quizá pienses ¡quién podría ser tan tonto como para tomar café antes de dormir! (aunque a algunas personas no les afecta), bueno déjanos decirte que no solo el café contiene cafeína sino la Coca-Cola, el chocolate, el té helado o el café descafeinado. Evita cualquier alimento que contenga cafeína supervisando su lista de ingredientes y propiedades.
  • Flor de naranjo: recientemente se ha recomendado el uso de la flor de naranjo para inducir el sueño en forma de té, pero al igual que las flores que ya mencionamos, te recomendamos probar con sus esencias para que emplees sus propiedades en aromaterapia o masajes relajantes.

Además por último te recomendamos evitar tener dispositivos electrónicos a la mano, ver la televisión en la cama o tratar de resolver los problemas cotidianos antes de dormir, ya que esto puede mentalizarte para hacer de todo en tu habitación y tu cama, menos dormir. También es importante recordar que hay alimentos a evitar antes de dormir que podrían empeorar nuestro descanso nocturno si los consumimos durante la cena.