Ahora bien, el pesimismo y la depresión no solamente no ayudan en nada, sino que también pueden estar afectando más de lo que podríamos imaginar, y lejos de seguir con ese círculo vicioso es mejor identificar el tipo de disfunción que vivimos pues existen varios tipos de esta. Veamos primeramente qué tipos de disfunción eréctil existen:

  • Se logra una erección pero no se logra mantenerla
  • Se logra una erección pero esta es débil
  • No se logra por motivos emocionales (una nueva pareja, una pareja de muchos años atrás)
  • No se logra una erección en absoluto

A continuación vamos a explicarte cuáles son los remedios naturales que puedes usar para tratar la disfunción eréctil, una serie de ingredientes que ayudarán a que este problema no resulte tan grave. Todas ellas son alternativas a los fármacos convencionales, muy efectivos pero con algunos efectos secundarios.

Ginseng: es como el viagra natural porque diversos estudios han concluido que tanto el ginseng rojo como el coreano ayuda a que la disfunción eréctil se vaya al ayudar a un mejor conteo de esperma y un mejor flujo sanguíneo.

Jengibre: con la ayuda de esta raíz de sabor fuerte no solamente puedes curarte de un dolor de garganta, sino que también ayuda a obtener el manganeso necesario para una dieta saludable. El manganeso es esencial para la presencia de testosterona, libera el deseo sexual en el hombre y ayuda a la producción de esperma. El jengibre lo puedes consumir en té, en alimentos y hasta en forma de golosina con jengibre cristalizado.

Ajo: por la alicina que contiene el ajo se recomienda en problemas cardiacos y sanguíneos pues pone a andar la sangre a fin de que esta esté circulando de forma saludable en nuestro organismo. Como bien sabes, la sangre cumple una función elemental en la erección, por lo tanto, un buen flujo sanguíneo gracias al ajo es garantía de una mejor erección. Toma de 3 a 4 dientes de ajo al día como si fueran pastillas o en alimentos, eso sí, deben estar crudos.

Sandía: en un estudio realizado en la Universidad Texas A&M se encontró que la sandía contiene fitonutrientes como el licopeno, betacaroteno y la citrulina, y que estos precisamente son responsables del estímulo sanguíneo y de lívido que comer esta fruta causa en los varones. Aunque obviamente no decimos que comer sandia te haga sentir una excitación inmediata, sino que comerla regularmente ayudará a que los momentos de pasión sean más exitosos y con más fuerza.