Vamos a explicarte los diferentes remedios naturales que puedes tener presentes para que la circulación de las piernas mejore y así evites las molestias que este problema suele acarrear, se trata de unos cuidados que todos podemos seguir en nuestra casa y que está en nuestras manos practicarlos cada día. Verás que esto contribuirá a mejorar la salud de tus piernas, mejorando su aspecto y sobre todo su salud, evitando complicaciones por motivo de una mala circulación, provocando, por ejemplo, problemas como varices en las piernas o incluso la formación de trombos que terminen taponando los vasos sanguíneos.

  • Masajes con aceites esenciales: Los masajes son muy buenos para estimular la respiración y correcta circulación de la sangre en las piernas, si aunado a esto además ayudas a tus manos a tomar calor con aceites esenciales con propiedades que desinflamen y que ayuden a la circulación como el té verde, el jengibre o el café, sin duda obtendrás un descanso para tu piernas.
  • Masaje con tés naturales: Lo mismo pasa al masajear tus piernas con tés naturales, pero te recomendamos hacerlo no con estimulantes sino con relajantes como la manzanilla o la lavanda cuando el dolor sea difícil de sobrellevar para ti. Elabora tés naturales y bien cargados y baña las piernas con ellas al masajearte.
  • Caminatas en aguas termales: Las aguas termales son muy relajantes para las piernas, y son sin duda una alternativa bien natural. Evidentemente no siempre se puede gozar de ellas, pero si tienes la fortuna de poder visitarlas regularmente procura no quedarte sentada disfrutándolas sino hacer caminatas en ellas para mejorar la circulación.
  • Caminatas en agua de mar: Lo mismo pasa con el agua de mar porque ayuda a depurarte y estimularte las piernas, si cuentas con un mar cerca o vives en una ciudad costera visita regularmente el mar y camina en él cerca de las olas, ya que el efecto es como de jacuzzi. Procura evitar el agua de mar en épocas de invierno ya que el agua helada no le sentará bien a tus piernas.
  • Descansar con los pies elevados: Después de un día laboral, de pasar la tarde en la PC, o ante cualquier dolor de las piernas descansa con ellas elevadas a fin de que no se complique más el malestar. Esto hará que la circulación se active y tus piernas se relajen solucionando los problemas de dolor que te agobian.

Recuerda además no usar calcetas o medias, así como leggins muy apretados, lo mismo va para los pantalones de mezclilla, ya que esto podrías empeorar los síntomas. Realiza ejercicio como caminata o bicicleta también o cualquier tipo de deporte que ponga en actividad las piernas.