Además de la medicina convencional, también la medicina natural nos ofrece algunas alternativas que podemos probar para mejorar nuestro estado, unos ingredientes que permiten respirar con mayor facilidad y por tanto pueden aliviar los síntomas del asma. Estos son los remedios naturales que puedes emplear para tratar el asma, eso sí, recuerda consultaa a tu médico ante cualquier dificultad.

  • Ajo: se dice que es bueno para comerlo a diario por sus muchos beneficios, pero en el caso del asma este ayuda pues es expectorante y específicamente antiasmático. Se debe comer ajo crudo como una pastillita o si se prefiere machacado. Eso sí, como es ácido y fuerte de sabor y olor quizá no sea del todo agradable.
  • Cebolla: te juramos que no queremos arruinarte el paladar, simplemente se trata de los expectorantes de la naturaleza, y entre ellos está la cebolla cruda que puedes tomar como jugo o en alimentos como ensaladas. Es un potente desinfectante natural, por lo que se puede emplear como antibiótico y antiinflamatorio, y elimina la mucosidad y las flemas para un alivio más rápido.
  • Jengibre: pero bueno, no todos los remedios te dejarán mal aliento ni tendrán mal sabor porque el jengibre es un expectorante y analgésico natural que puedes tomar en té. Basta con hervir trozos de jengibre fresco y tomar la infusión resultante con miel de abeja (también puedes agregar limón), es delicioso y perfecto pues entre los beneficios del jengibre nos encontramos también su uso para tratar el asma.
  • Salvia: el vapor también ayuda, y si sientes que los síntomas se dejan venir, puedes hacer vapores son salvia con la ayuda de un nebulizador. Combina las hojas de esta planta con agua y déjala hervir, o coloca el agua y la salvia en el nebulizador. Respira los vapores de esta infusión y disfruta del alivio.
  • Infusiones: el eucalipto, el romero, o el pino se destacan entre las plantas naturales que pueden ayudar al asma. Puedes tomar tés o infusiones de hojas de eucalipto, romero o pino, y así sentir el alivio con un remedio natural. Es sí, en lo que se refiere al romero puedes contar con una planta en tu casa para tener hojas frescas siempre que las necesites, pues no necesita muchos cuidados y siempre resulta útil para este tipo de problemas de salud.

Lo más acertado es optar por los expectorantes naturales pues a diferencia de los broncodilatadores estos no producen efectos a corto plazo como nauseas, vómitos, dolores de cabeza o contraindicaciones a largo plazo como son el aumento de peso, la debilidad ósea o la subida del nivel de azúcar.