Soluciones naturales combatir el acné

Aunque pueda leerse jocoso, para quien lo padece el acné se convierte en todo un enemigo pues no es sencillo de combatir ni de vencer. Pero existen remedios naturales que pueden ayudarnos en esta empresa que si bien es cierto es difícil, no es imposible.

De hecho, el jugo que sale de la sábila o aloe vera, es muy útil por sí misma para combatir el acné. Se puede usar como crema de noche para cicatrizar y regenerar la piel, pero también se puede tomar en jugos y licuados para lograr una curación desde dentro, ya que el efecto de beneficio sobre la piel se puede dar al tomar la sábila, que además aporta más beneficios a la salud. Combinada con albahaca estos efectos se potencializan.

El sándalo, el tomate, el ajo y la nuez moscada funcionan como cremas antiacné libres de químicos y sustancias tóxicas. Basta con hacer plastas con ellos (por separado) y untarlas en la piel perfectamente limpia, notaremos la diferencia en algunas semanas.

Plantas medicinales con acción regenerativa como el aloe vera son ideales para tratar el acné de forma natural

¿Pero qué más puedo hacer?

No se puede ignorar que el acné crónico o por herencia es uno de los más violentos que existen, por ello es necesario aclarar que si bien es cierto estos remedios son naturales y a la mayoría de las personas les sirven perfectamente, en ocasiones los casos de acné son tan severos que es necesario tomar medidas más fuertes.

Además de llevar una alimentación muy balanceada que evite grasas de forma rotunda, el ejercicio también ayuda, pero qué tal hidratarnos y acompañar nuestras comidas con infusiones que nos ayuden a depurar las impurezas desde dentro, ya que el acné en gran medida se debe a la suciedad que tapa los poros y retiene la grasa dentro de estos.

Tomar infusiones frías para después del ejercicio o con las cuales acompañar los alimentos de albahaca, té verde, jengibre, diente de león, aloe, manzanilla y todo planta o flor que sea regeneradora de la piel o antiséptica es recomendable para un cuerpo sano que refleje una piel sana, pues no olvidemos que la salud que viene desde dentro: se nota.