Y es que se nos habla tanto de adelgazar y los cuerpos de las modelos y artistas de cine son tan delgados que deseamos estar “flacos” siendo que las personas que tienen esas características, desean subir de peso. ¿Pero qué hacer al respecto?, quizá lo primero sea activar el apetito.

Tés que nos ayudan a querer comer

Pero seguro si me lee una persona con metabolismo acelerado pensará ¡pero yo sí como, y mucho!, más quizá está el detalle de que es necesario comer un poco más, hacer ese esfuerzo para así expandir tanto estómago como apetito con ricos tés.

Canela: aromático y muy cálido, un tecito de canela estimula el deseo por comer. Combinado con manzana es muy rico, y nos aporta azucares naturales importantes para estimular nuestro gusto y así disfrutar más los alimentos.

Cardamomo: esta especie oriental también nos ayuda a estimular el apetito, y si queremos potencializar este efecto, combinar cardamomo, canela y leche nos dan un rico y suntuoso té con toques de sabor a té chai.

El té de cardamomo te ayudará a recuperar el apetito perdido

Lima: pero si de combinar tés que estimulan el apetito hablamos, no dudemos en agregar además de cardamomo y canela, cáscara de lima o las hojas de la lima, pues así tendremos tres tés estimulantes del apetito en uno.

Y estos tres son quizá los tés más ricos, pero el de boldo, comino, cúrcuma, hinojo y azafrán son buenos para este motivo, pero no son tan ricos en sabor y olor como sí lo es por ejemplo, el de canela.

Estimular el apetito en tiempos difíciles

Ahora bien, no siempre el metabolismo nos hace bajar de peso sino la tristeza o la depresión, porque perdemos totalmente el apetito y las ganas de comer. Para eso es bueno hacer uso de los remedios naturales que anteriormente recomendamos, pues así podremos hacer una especie de aromaterapia que tranquilizará nuestros nervios con un rico té caliente y estimularán el apetito.

De hecho, un paciente de depresión que no come, tiene menos posibilidades de recuperarse, pues el placer de comer es bueno para el alma y para sentirnos renovados en energías y ánimo.