• Cerveza: Regalar cerveza a un hombre es casi un éxito asegurado, pero por qué no ponerse más elegantes ese día con una selección de cervezas artesanales o de diferentes partes del mundo. También una buena dotación de la cerveza que más le gusta pero es solamente la que toma en ocasiones especiales es una idea excepcional. Acompaña este regalo con su comida favorita y llegarás directo a su corazón.
  • Bombones rellenos con licor: A él también le gusta recibir chocolates pero seguro le encantarán más si estos están rellenos de licores diversos. Visita una chocolatería y pídelos especialmente para él, o si se te da bien la cocina prepáralos con la ayuda de tutoriales y recetas que puedes encontrar en la web. Con forma de corazón o de un bombón regular, seguro lo que más le gustará será que los chocolates tengan ese etílico relleno.
  • Un juego de mesa erótico: Un juego para ambos es genial porque pueden pasar tiempo juntos, pero con su tema favorito… En la web puedes encontrar diversos juegos eróticos de cartas, de preguntas y respuestas así como de retos, busca el que más te apetezca compartir en pareja, y no temas agregar a este regalo un par de juguetes para que la cosa pinte más sexy en la noche de San Valentín.
  • Cupones por Netflix: Sí, probablemente ame ver la serie sobre vikingos, o le encante ver una y otra vez las películas de la saga de A todo gas, por lo que qué sabiendo esto, por qué no sorprenderlo con un año de Netflix gratis, quizá no sea lo más romántico que se te pueda ocurrir pero sí algo que amará, además de un excelente pretexto para pasar relajadas veladas a la luz del televisor.

Eso sí, cada uno de estos regalos los puedes personalizar con impresiones, fotografías y mensajes escritos en por ejemplo, la caja de la cerveza, la envoltura de los chocolates o cualquier detalle que escojas regalar, el día de San Valentín es lúdico, démonos la licencia de efectivamente jugar con ello.