• Tarta de pañales. Una de las ideas más originales y que más gustan desde hace años son las tartas de pañales. Además de que son muy atractivas a la hora de elaborarlas, todos los complementos que la integran son muy útiles para los padres. Y es que se trata de diseñar una tarta de varios pisos y montarla con pañales enrollados. Puedes adquirirlas en tiendas de bebés por un precio que oscila entre los 50 y los 90 euros, aproximadamente. Pero si eres un poco ‘manitas’ puedes hacerlo tú mismo ya que básicamente necesitarás una caja con pañales, gomas pequeñas para sujetarlos y que no se desenrollen y todos aquellos elementos que quieras añadir. Puedes adjuntar un babero, algún peluche y elegir las cintas para atar los pañales con los colores que más se adapten a los gustos de los padres.
  • Maletín ‘sorpresa’. Otra idea fácil de elaborar y que se adapta a todo tipo de bolsillos es un maletín en el que dentro metamos todo lo que queramos. Según nuestro presupuesto podremos optar por comprar ropa o productos de higiene, meterlo en una maleta pequeña y regalar algo práctico y gastándonos el dinero que consideremos. Si quieres hacerlo más atractivo, puedes comprar una cesta de mimbre, meter todos los detalles en ella y forrarla con celofán y un gran lazo. Te recomendamos que dentro incluyas una postal dándoles la enhorabuena; si la haces manual seguro que les gustará mucho más a los padres.
  • Sus primeras joyas. Otro de los regalos más populares en un bautizo, especialmente para los familiares más cercanos del bebé, es comprarles sus primeras joyas. Nos referimos a una medalla o una pulsera de oro con la fecha de su bautizo o nacimiento en ella. Además, para las niñas es habitual que sus tíos o abuelos opten por regalarles unos pendientes de plata o dorados. Otra opción es comprar un chupete con una placa de plata en la que grabemos el nombre del bebé para que tenga este original y personalizado regalo.
  • Álbum o marco digital. Si queremos regalar a los padres algo que vayan a utilizar a lo largo del tiempo, no gastarnos mucho dinero y tener un acierto seguro con ellos, te recomendamos que les entregues el primer álbum de fotos del bebé. Aunque se venden muchos ya preparados con elementos decorativos infantiles, seguro que les gustará mucho más si lo personalizas tú mismo. Puedes comprar papeles y cintas de colores, decorarlo poniendo el nombre del bebé o dibujando un árbol genealógico para que incluyan fotos de la familia. Si prefieres algo más moderno y cuentas con un presupuesto más elevado, puedes optar por regalar un marco de fotos digital y que los padres incluyan en él las primeras imágenes desde el pequeño desde su nacimiento.
  • Accesorios de viaje. También puedes hablar directamente con los padres, preguntarles si necesitan algo en concreto para el bebé y encargarte de regalarles algo que les vaya a ser de utilidad con certeza. Si optas por regalárselo por tu cuenta, piensa en accesorios portátiles o de viaje, como una cuna, un cambiador, una trona plegable… Debes tener en cuenta que las cosas básicas ya las tendrán, por lo que es recomendable que lo consultes con ellos o con algún amigo o familiar cercano a los padres del bebé.
  • Dinero. Y si ninguna de nuestras anteriores ideas crees que pueden gustar a los padres o no se ajustan a tu situación económica, siempre puedes hacerles entrega de la cantidad de dinero que creas conveniente. En casos en los que el bebé ya cuenta con todo tipo de artículos o en los que la relación con los padres es algo lejana, puede ser más útil para todos darles este pequeño obsequio monetario. Eso sí, para que no quede un tanto ‘frío’, te recomendamos que lo entregues junto con una bonita postal, que les escribas una carta personalizada dándoles la enhorabuena o que regales una tarjeta-regalo de alguna tienda especializada en bebés.