Para que la pases de maravilla sin tener que preocuparte, sigue estos sencillos remedios naturales para recuperar la juventud y lozanía en tu mirada.

  • Mirada cansada: si parece que no has dormido en años porque tus ojos se ven apagados y con bolsas, ralla media patata cruda y espera unos segundos a que esta suelte su jugo natural. Una vez bien húmeda, colócala sobre tus ojos y espera de cinco a diez minutos, puedes tomarte ese tiempo para reducir el estrés y descansar. Posteriormente retira la papa, lava tu rostro y aplica una crema refrescante anti-ojeras.
  • Ojos hinchados: la mala circulación sanguínea en la zona de ojos es la que puede estar causando esos ojos hinchados, y para ello puedes hacer uso del frío. Toma dos rebanadas de pepino bien frío y colócalo sobre los ojos, este remedio es todo un clásico que sí funciona. Además, si has tomado té de manzanilla, no tires las bolsitas, mételas al refrigerador o heladera y una vez que estén bien frías ponlas sobre tus ojos y verás una gran diferencia.
  • Ojeras: para reducir las ojeras puedes utilizar todos los remedios anteriormente mencionados, pero además cuentas con el poder de la fresa y el kiwi. Prepara una compota fresca con alguna de estas dos frutas o simplemente pícalas muy fino, colócalas también en un lugar helado. Una vez que esté bien fría coloca la fruta sobre los ojos y espera veinte o media hora antes de retirarla para reducir las ojeras.

Reducir este tipo de  problemas estéticos en los ojos de forma natural, como vez, no es nada complejo, pero sí hace falta dedicación pues de un día a otro no se eliminarán las ojeras. En el caso de ojos hinchados y cansados podemos ver mejoría en unos días o el mismo día, pero para continuar con los beneficios es necesario aplicar este tipo de remedios por lo menos de dos a tres veces a la semana.