Utiliza los servicios de la universidad

La vida universitaria es toda una aventura, por tanto, debes vivirla de esta forma, solo una persona está dispuesta a sacrificar ciertas cosas. Además de planificar tus gastos, como lo haría cualquier persona, debes entender que como universitario gozas de diferentes beneficios en la institución, como por ejemplo el uso del comedor, la biblioteca, residencias, transporte, programas de apoyo económico para estudiantes destacados, etc. La idea es que puedes acceder a todos estos servicios para hacer tu estadía en la universidad más llevadera, desde el punto de vista económico.

Alquila los libros

Si necesitas libros que no están en la biblioteca, considera todas las opciones posibles antes de comprarlos completamente nuevos, ya que puedes ahorrarte una buena suma de dinero. Esto no te hace ser un mal estudiante, así que averigua si puedes alquilar el libro por cierto tiempo o en todo caso comprar un ejemplar de segunda mano.

Cupones

Utiliza todos los cupones de promociones ofertas. En la mayoría de los casos estas promociones no son tomadas en serio, pero si eres constante en el uso de un determinado producto, opta por ella y trata de ahorrarte un poco de dinero utilizando los cupones.

No comas fuera

Los estudiantes no tienen mucho tiempo de cocinar, así que la solución más inmediata es comer en cualquier lugar fuera de casa. Esto puedes hacerlo algunas veces, porque es imposible que lleves la comida que consumes diariamente a todos lados, pero en la medida de lo posible procura cocinar en casa o en todo caso hacerlo en grupo con tus amigos, de este modo todos podrán aportar y hacer más económica la comida.

Evita usar las tarjetas de crédito

Si tienes tarjetas de crédito procura limitar su uso, recuerda que en principio este instrumento se muestra como la solución a todos nuestros problemas, pero luego será una deuda que si no se paga a tiempo, implicará intereses que luego debemos cancelar. Así que planifica su uso de forma inteligente.