El Economizador de datos es una extensión exclusiva de Google Chrome que está disponible en la versión para escritorio y para dispositivos móviles, diseñado para hacer un mejor uso de los datos en caso de que no podamos conectarnos desde una plataforma ilimitada, o estemos en una conexión pública de baja velocidad.

Funcionamiento

La instalación se realiza de forma exacta al resto de las extensiones de Google Chrome, que utiliza los servidores de la empresa para disminuir la cantidad de datos que son descargados por tu equipo o dispositivo. Claro, el grado de ahorro de datos dependerá del tipo de página que estés visitando y el contenido de la misma.

Una vez que se instala la extensión, esta se comienza a ejecutar de forma automática, sino tendrás que activarla haciendo click en el botón que aparecerá en la barra de navegador. Desde allí también podrás desactivarla cuando tengas una conexión de calidad con buena velocidad y descarga ilimitada.

Desventajas

Lamentablemente, estos servicios presentan algunas desventajas. En algunos casos el tiempo de conexión se ralentiza, así que en lugar de facilitar la visibilidad de los sitios, puede que sea más difícil navegar por ellos. Del mismo modo, la extensión no funciona si la navegación se realiza de incógnito o desde sitios seguros que comiencen por https, es decir, estas páginas siempre se cargarán sin ahorro de datos.

Por otro lado, las imágenes pierden calidad, ya que se reduce la cantidad de píxeles de cada una, precisamente para ahorrar datos. Esto funciona bien, cuando nos interesa solo leer el texto del sitio. Si utilizas servicios de geocalización, debes saber que no son muy compatibles con esta extensión, porque estos necesitan una gran descarga de datos, así que procura prescindir de ellos cuando la fuente de la conexión sea limitada.

De acuerdo a la opinión de los usuarios, la extensión reduce el 3% del consumo de datos, esta cifra parece baja, pero quienes deben pagar altos costos por un plan de datos, saben que es un ahorro importante. Todavía se pone en duda su utilidad, pero la herramienta tiene a su favor que pertenece a Google, de modo que es gratuita. En todo caso, lo mejor es limitar su uso solo cuando no podamos conectarnos cómodamente desde una buena fuente de datos, porque de lo contrario, puede que ralentice el proceso de navegación.