Existen una serie de técnicas que pueden ayudar a mejorar esos niveles altos de ansiedad. Aunque parezca que no tiene relación alguna es muy importante tener unos buenos hábitos de alimentación y descanso ya que una vida desordenada puede acabar en unos niveles altos de ansiedad.

Es importante encontrar momentos de descanso

Es importante adecuar a nuestros cuerpos a unos horarios regulares y ordenados para eliminar toda la ansiedad posible a la hora de conciliar el sueño. Por otro lado el ejercicio constituye un elemento que puede ayudar enormemente ya que ayuda a la tonificación muscular y al exceso de activación del sistema nervioso sin olvidar que favorece a tener un sueño reparador. En muchos casos la ansiedad es debido a una sobrecarga de trabajo con lo que será necesario intentar rebajar un poco nuestras actividades diarias y sobre todo hacer una buena planificación y ordenación de nuestra tarea para que nuestra energía este bien repartida.

Ejercicios como el yoga pueden ayudarnos a reducir la ansiedad

Además podemos ayudarnos con técnicas de relajación como el yoga,  de actividades manuales de ocio como el bricolaje, aficiones artísticas…etc. Estas actividades ayudan a distraer nuestra mente de las preocupaciones diarias. No olvidáremos de mencionar actividades también importantes como la sexualidad y realizar actividades sociales pues una buena conversación con los amigos o echar algunas risas pueden ayudarnos a relajarnos ya que nos distrae de nuestros pensamientos y problemas habituales.